El instrumento es una vía de acceso ágil y a menor costo, además de permitir mantener la cadena de pagos. Y se opera 100% desde Internet

La cuarentena obligó a que varias cuestiones de la vida cotidiana deban digitalizarse. Así, se masificaron el home office, el comercio online y hasta la educación por videoconferencia.

Pero el aislamiento también sirvió para que empresas de todos los tamaños –en especial las Pymes– recurran a instrumentos financieros como el cheque electrónico, que les permite financiarse a bajo costo y se convierte en una herramienta clave en época de crisis.

En efecto, según cifras de Banco Galicia, líder en el mercado total con el 43% del share y un volumen mensual de $60.000 millones, el uso de este instrumento mostró un crecimiento de 1.150% en junio con respecto a marzo, mes en el que se decretó el aislamiento obligatorio.

Pero lejos de ser una «moda pasajera», el instrumento viene avanzando a paso firme: registró un alza intermensual de 40% en junio según cifras de Galicia.

«Estamos emitiendo en promedio 6.000 cheques electrónicos por día versus los 250 en marzo, lo que representa un aumento del 2.300%», remarcan desde el banco, primera entidad en ofrecer el servicio end to end, es decir, desde la emisión hasta su descuento.

Y señalan que «los depósitos también crecieron exponencialmente: en junio se depositaron 51.000 cheques electrónicos, lo que representa un aumento del 1.600% contra marzo y 70% en relación con mayo».

LEE TAMBIÉN

Ventajas

El cheque electrónico conserva todas las funcionalidades de la versión papel. Pero al ser electrónico, cuenta con otras ventajas muy valoradas más allá de la coyuntura actual:

  • Toda la operatoria se realiza online, desde el Office Banking
  • Permite operar las 24 horas, los 365 días del año
  • La tasa de rechazo es casi nula, ya que al no usar papel se evitan errores formales
  • No sufren pérdidas ni robos
  • Menores costos: Banco Galicia bonifica actualmente la emisión, envío a custodia y rescate

«Si sos beneficiario, solo se necesita tener una cuenta bancaria sin importar el tipo. El receptor puede depositarlo,endosarlo, enviarlo a custodia o venderlo a través de Office u Online Banking», indican desde la entidad.

El paso a paso para operar es el siguiente:

  • Se emite un cheque electrónico a través del Office Banking
  • Si el receptor lo acepta podrá:
    • Depositarlo en su cuenta
    • Endosarlo a otra persona. El nuevo beneficiario será notificado
    • Enviarlo a custodia y el banco se encarga de procesar el depósito cuenta en la fecha de pago
    • Hacerse del dinero en vez de esperar a la fecha de pago, al venderlo por Office Banking

Para simplificar la adopción de este nuevo producto, Banco Galicia lanzó una página web con instructivos en video que explican todas las operaciones que se pueden realizar online con el echeq.

Ideal para Pymes

El cheque electrónico es una gran herramienta para las empresas de todo tamaño, pero en especial para las pequeñas y medianas.

En este sentido, la plataforma de Banco Galicia ofrece funcionalidades que hacen que sea muy sencillo operar con cheques electrónicos:

  • Emisión múltiple de hasta 25 cheques a la vez
  • Endoso y depósito de hasta 20 cheques a la vez.
  • Envío a custodia
  • Pagos a Proveedores con la emisión de hasta 5.000 cheques por Office Banking. Los clientes ya han operado más de 40.000 mediante esta función
  • Emisión no a la orden y cesión electrónica, clave para la continuidad de la cadena de cobros y pagos

Más de 10.000 clientes ya operaron en la entidad con cheque electrónico, desde profesionales, pequeñas y medianas firmas hasta grandes compañías.

«Los clientes que más han adoptado este producto son las Pymes, siendo clave ofrecerles este instrumento para que puedan continuar operando con la mayor normalidad posible en este contexto», afirman desde la entidad.

En efecto, desde Galicia remarcan que al operarse 100% online, «puede ser también una herramienta de financiación ágil, ya que se puede vender a una tasa de descuento por Office Banking».

Fuente: ipro Up