La iniciativa de la Municipalidad y la Universidad Nacional de Cuyo inició este jueves en Arístides Villanueva. Esta posibilidad de testeo rápido se llevará a cabo durante las vacaciones de invierno.

Este jueves, se puso en marcha el operativo OlfaTest, la iniciativa que busca detectar de forma temprana sintomatología asociada a casos de COVID-19. En este primer momento, las acciones se llevaron a cabo en Arístides Villanueva y Rodríguez, donde diferentes personas que se encontraban de paso por el lugar tuvieron la posibilidad de someterse a esta prueba. Estos testeos rápidos continuarán desarrollándose todos los jueves y viernes durante las vacaciones de invierno en distintos puntos de la concurrida avenida.

El operativo de pretesteo comenzó a realizarse en la Ciudad de Mendoza en un espacio público de gran concurrencia como lo es la Arístides Villanueva. Es una medida innovadora que busca avanzar en la detección de la pérdida de olfato, un síntoma prevalente del coronavirus. Se trata de una prueba gratuita, sencilla y voluntaria que no demanda más de dos minutos. A través de ella, la comuna apunta a seguir incorporando estrategias para evitar contagios mientras se avanza con la campaña de vacunación.

El mecanismo consiste en poner en práctica un kit de diagnóstico desarrollado por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). En él, se le solicita a la persona que detecte tres aromas que son habitualmente conocidos y comunes. Si el voluntario puede hacerlo, se da por concluida la evaluación y sus datos, junto con el resultado, quedan registrados en una plataforma. Caso contrario, se lleva adelante una segunda instancia con otros tres aromas y, si no consigue superarla, se realiza un cuestionario sobre antecedentes médicos para conocer si existen causas distintas del coronavirus que puedan justificar la sintomatología.

Ante un caso sospechoso de COVID-19, se toman las medidas pertinentes como la indicación de aislamiento y de que se realice de un PCR. En este sentido, la Ciudad cuenta con un centro de testeo fijo en el CIC 1, ubicado en 9 de Julio 3565. El mismo funciona de lunes a sábados de 9:00 a 12:00 y de lunes a viernes, de 14:00 a 17:00.

Este trabajo articulado de la Municipalidad de Mendoza con la facultad de Ciencias Médicas de la UNCuyo y el INTI busca, además de la detección de probables casos de coronavirus, generar conciencia en las personas sobre la importancia de continuar con los cuidados necesarios en este contexto de pandemia.

El plan se llevará a cabo, en una primera instancia, durante las vacaciones de invierno. Las pruebas se realizarán todos los jueves y los viernes, de 19:00 a 22:00. El Día del Amigo, martes 20 de julio, también habrá puestos en distintos negocios, pubs y restaurantes de la Arístides Villanueva.

La directora de Salud de la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza, Alejandra Weintraub, asistió este jueves al inicio de la campaña OlfaTest junto con la secretaria de Investigación, Internacionales y Posgrado de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo), Jimena Estrella. También estuvo presente durante los procedimientos el director de Diversión Nocturna de la Provincia, Alejandro Pozzi, para interiorizarse de la iniciativa.

Por qué testear el olfato

La pérdida del olfato es el síntoma más prevalente y discriminante del COVID-19, más que la fiebre y la tos seca. De hecho, el 65% de los casos positivos presenta hiposmia (pérdida parcial del sentido) o anosmia (pérdida total). La alteración del olfato ocurre en la primera semana poscontagio y está presente en el 40-60% de los casos asintomáticos.


-->