El delantero de Boca Juniors Eduardo Salvio sufrió una ruptura del ligamento cruzado anterior en su rodilla izquierda, informó oficialmente esta mañana el club a través de sus redes sociales

No pasaba por un buen momento Eduardo Salvio en Boca, donde su rendimiento fue muy cuestionado en el último tiempo, y anoche terminó tocando fondo tras una jugada en la que se lesionó la rodilla por un mal movimiento: los estudios que se realizó esta mañana confirmaron lo que ya preveían en el Xeneize: rotura de ligamentos. Toto tendrá que operarse y empezar una larga recuperación, que lo tendrá unos seis meses sin jugar.

Cuando se jugaban los primeros 20 minutos del primer tiempo y Salvio recibió una pelota en campo propio tras recuperación de Campuzano para iniciar la contra. El ex Lanús y Benfica condujo hasta tres cuartos de cancha, encarando de derecha hacia el centro, y cuando buscó pase para Cardona, hizo un mal movimiento con la pierna de apoyo, la izquierda. De inmediato quedó tendido en el césped pidiendo atención médica, y terminó yéndose en carrito.

Ya los primeros diagnósticos realizados por el cuerpo médico de Boca en la misma Bombonera no eran para nada alentadores y la resonancia confirmó lo peor: Salvio se rompió los ligamentos de la rodilla y, en el arranque de la temporada, es baja en el Xeneize.

De confirmarse la rotura ligamentaria en la rodilla izquierda, Toto Salvio tendrá que afrontar su tercera operación y recuperación de semejante magnitud, tras haber pasado por la misma situación en dos oportunidades cuando jugaba en Benfica: una vez en 2013, y otra en 2015. En aquellas oportunidades, el atacante se lesionó la rodilla derecha, por lo que sería la primera vez en la izquierda.