El intendente municipal Miguel Ángel Ronco encabezó el acto de bendición sobre la escultura de San Isidro Labrador, santo patrono de Rivadavia, ubicada en calles Belgrano y San Isidro Norte.

Estuvieron presentes el intendente de Junín, Héctor Ruiz; el presidente del H.C.D. de Rivadavia, Mauricio Di Césare; la directora de Cultura, Educación y Turismo, Silvana Francese; y funcionarios, junto a un reducido grupo de fieles que asistieron a la celebración.

La bendición estuvo a cargo de párroco de la Iglesia San Isidro Labrador de Rivadavia, Daniel Caballero. También participó Nancy Anata, encargada titular de la Residencia “San Isidro Labrador”.

Eduardo Barrera, tallador y artesano oriundo de Los Campamentos fue quien realizó la obra, y explicó: “La escultura tomó aproximadamente tres meses, y se utilizó madera blanda tipo carolino para el cuerpo, mientras que en las extremidades, se utilizó madera zoita, la cual es más rígida”. Además, agregó: “Se le aplicó una doble protección para exteriores, y un curado con fungicida, a fin de mantener la obra en óptimas condiciones. Próximamente se llevará a cabo el mantenimiento correspondiente”.

Cada 15 de mayo, se celebra el Día de San Isidro Labrador, patrono de Rivadavia. Según el historiador Juan Ramón Gutiérrez, el cambio de nombre de “La Ramada” por San Isidro, se debió a un milagro que tuvo por protagonista al sacerdote Fray Cristóbal de Valera, quien abrazado a una estatuilla de madera que representaba a San Isidro Labrador, cruzó las peligrosas aguas del Tunuyán para dar santo sacramento a un moribundo sin sufrir riesgo alguno. Desde este hecho se comenzó a hablar del “milagro de San Isidro” y se desplazó su nombre por el del Santo Patrono, como muestra devota de los habitantes de la villa cabecera.

En el año 2004, el Honorable Concejo Deliberante de Rivadavia instituyó oficialmente, mediante la Declaración Nº 45-04, a San Isidro Labrador como patrono del departamento.


-->