Platense empató este sábado como local con Patronato de Paraná sin goles, en un partido más que especial ya que marcó la vuelta de su gente a la Primera División tras 22 años, ya que el ascenso lo logró en plena pandemia y los hinchas no habían podido asistir a la cancha desde entonces. Con este resultado, Platense suma 13 puntos en el torneo y Patronato cuenta con 15

En un primer tiempo trabado, con mucha sobrepoblación en el mediocampo, Patronato se mostró un poco más claro desde los pies de Fabio Vázquez y con la potencia de sus dos delanteros Junior Arias y Sebastián Sosa.

Esto le costó plasmarlo en el resultado, pero tuvo una que enmudeció al público local cuando Oliver Benítez se impuso en una pelota parada y con su cabezazo rompió el travesaño del arco de Luis Ojeda. Lo mismo pasó en el complemento con Sosa.

Por la misma vía respondió el local y se encontró con Matías Ibañez, quien en una doble atajada ahogó el primer grito de gol de Platense con su gente tras 22 años en el ascenso.

Platense cambió el libreto para el complemento, con las entradas de Matías Tissera y Thiago Palacios adelantó sus líneas y apostó por un once más ofensivo y con mayor desequilibrio individual.

Patronato cerró todos los caminos, enamorado del punto en condición de visitante, y con una dura línea de cinco se llevó lo que quiso a Paraná. En la próxima fecha, Platense visitará el viernes a Unión de Santa Fe y Patronato recibirá a Racing.


-->