El Banco Central considera que el canje de la deuda descomprima la brecha cambiaria y apuesta al mercado de capitales para absorber la emisión de pesos. “Tenemos capacidad de administrar el tipo de cambio”

El presidente del Banco Central, Miguel Ángel Pesce, aseguró este martes que no sería necesario endurecer el cepo y que con las reservas actuales “tenemos capacidad de administración del mercado de cambios como lo hemos hecho hasta ahora”.

El titular del BCRA se mostró satisfecho con la gestión de la pandemia y la baja de la inflación de arriba del 3% en promedio el año pasado al 2% este año. “Hemos sido relativamente exitosos”, aseguró en el 37° Congreso anual del IAEF, al tiempo que admitió que le hubiese gustado que la inflación bajara más.

Como balance de sus primeros 8 meses de gestión, Pesce recordó que al momento de asumir la demanda para dolarización de activos sumaba 23.000 millones de dólares en 2019 y venía acelerándose, contra exportaciones del orden de los 65.000 millones de dólares anuales, “20.000 millones menos que una década atrás”.

“Con esos niveles de exportación es imposible un sendero de crecimiento económico y satisfacer esa demanda”, dijo y evaluó que si las exportaciones “no llegan a los 90.000 millones de dólares al año, tiene un corset para el crecimiento” la economía. En este sentido destacó la impronta exportadora que Kulfas quiere darle a la política industrial y la capacidad competitiva en bienes y en servicios exportables.

En este sentido, recordó que cuando asumió el tipo de cambio real multilateral era un 20% superior al de diciembre de 2017, que no estaba atrasado y que estableció lineamientos para mantenerlo sin retraso. Desde su perspectiva, lo que sucede con los dólares paralelos no refleja un atraso del dólar oficial sino problemas de cada uno de esos mercados específicos. Por ejemplo, respecto del dólar blue señaló que con la pandemia ese mercado se quedó sin oferta porque principalmente se nutría del turismo fronterizo.

En tanto, respecto del contado con liquidación señaló que está fuertemente afectado por la presión de salida que ejercen los hedge funds que invirtieron en activos en pesos para salir en dólares y que el ruido que generó el default y la reestructuración de la deuda exacerbó. “Resuelto ese problema, esa brecha debiera achicarse”, aseguró.

Consultado por los rumores de que iban a cerrar más el cepo cambiario de 200 dólares mensuales, el titular del Banco Central consideró que: si la brecha se reduce y la economía comienza a crecer, va a reducirse también la demanda de dólares para formación de activos externos. “Si la mejora en las expectativas se confirma, como esperamos, no habría razones para más restricciones”, dijo.

Si la mejora en las expectativas se confirma, como esperamos, no habría razones para más restricciones.

Lo que también genera presión sobre el dólar y los precios de acuerdo a los analistas la fuerte emisión monetaria para financiar al Tesoro. En este sentido, Pesce destacó que los depósitos crecieron $2 billones en lo que va del año y el mercado de capitales creció fuertemente tanto en Obligaciones Negociables como en cheques diferidos y que próximamente va a despegar el segmento de facturas electrónicas. “La economía ha respondido bien. Los recursos volvieron al mercado financiero”, subrayó.

En este punto, consideró que si Guzmán sigue ampliando el financiamiento del déficit primario con deuda en el mercado local y no solo en refinanciar los vencimientos de la deuda con la nueva curva de tasas en pesos, la emisión irá proporcionalmente a la baja: “Si esto sigue así, las necesidades de emisión van a ser menores. Esta emisión monetaria que hemos tenido, si el sistema financiero logra digerirlo, no tiene por qué convertirse en inflación, que el mercado de capitales esté creciendo aceleradamente es una buena señal en este sentido”.

De todas formas, no descartó esterilizar mediante Leliqs el excedente de oferta de pesos, “pero el camino virtuoso es que el mercado de capitales pueda canalizar la ampliación del crédito y el Gobierno vaya financiándose con deuda en pesos”, concluyó.