El uso de un vehículo económico para tareas cotidianas puede demandar hasta $32.975 mensuales, mientras el haber mínimo aumentó en marzo a $21.600

Los costos de mantenimiento de un auto utilizado para tareas hogareñas, recreación y traslado al trabajo pueden alcanzar hasta los $32.975 por mes, un gasto vedado para la mayoría de los asalariados si se tiene en cuenta que el haber mínimo fue aumentado en marzo a $21.600.

De esta manera, sería necesario un incremento del 52,67% en el salario mínimo, vital y móvil solamente para hacer frente a los costos de mantenimiento de un auto, que en el caso de una jubilación mínima ($20.571 a partir de marzo) implicaría un aumento del 60,3%.

Según el relevamiento de la consultora Focus Market, el costo de mantenimiento mensual de un automóvil en 2021 es de $ 23.975 en promedio para que aquellas personas que lo utilizan para” tareas hogareñas, necesidades de transporte esporádico, recreativo y paseo”.

Pero ese gasto ascendería a $32.975 por mes si además el auto es utilizado como medio de transporte para el trabajo.

Al respecto, Damián Di Pace, director de Focus Market, advirtió que “dentro del costo de mantenimiento del auto, el aumento del precio de la nafta ha sido uno de los ítems de mayor crecimiento en la participación”, en función de los aumentos en el precio del combustible de las últimas semanas.

focus copy copy copy copy

Esa participación podría incluso subir a valores más altos debido a que el precio local del combustible es uno de los más bajos del mundo, lo que deja en evidencia -como en otras comparaciones- el deterioro del salario real de los últimos años.

Al respecto, Focus Market indicó que “mientras históricamente el precio de un litro de nafta ha sido un dólar en promedio, aún es de U$S 0,88 siendo uno de los precios en dólares más bajo de la región”.

El problema para Di Pace no pasa tanto por el precio de la nafta como por el “deterioro fuerte del poder adquisitivo para la misma cantidad de nafta con ingresos en pesos que está muy por debajo de ese valor en dólares”.

En ese sentido, señaló que “en la gestión de Alberto Fernández se aumentó 15 veces el precio de la nafta y 7 veces en el acumulado de 2021”, al punto que “la nafta súper que en julio de 2021 tenía un precio de $53,47 hoy la pizarra marca $80,50 mientras que en algunas localidades del interior del país su precio supera los $100”.

¿Auto, taxi, Uber o venta?

Focus Market comparó los costos de traslado del hogar al trabajo en un auto particular (incluyendo el valor del estacionamiento en la zona céntrica), en taxi o usando el servicio de Uber.

En estos casos, los $32.975 que representaría usar el auto propio se reducen a $27.120 con el taxi y a $24.000 con la aplicación.

Las diferencias en los valores se explican también porque “dentro del costo de mantenimiento del auto en promedio los impuestos nacionales, provinciales y municipales se llevan el 40%”, en tanto “sólo la nafta participa del 42% del precio”.

“Para el caso de los impuestos provinciales en muchos de los insumos y autopartes participan los Ingresos Brutos, que ya no tendrán límite de aumento en 2021”, detalló la consultora, que agregó que “para el caso de los municipales los impuestos de Patentes, VTV, Transferencias, entre otros, también se llevan una importante proporción de mantener un vehículo en Argentina”.

En ese sentido, Focus Market puntualizó que “hay que tener en cuenta que al sacar un auto OKM del concesionario ya viene cargado de impuestos de nacimiento, ya que el Estado participa con el 53,7% promedio del valor del vehículo”.

Una última opción a considerar a la hora del cálculo de costos es la de vender el auto y colocar el dinero en un plazo fijo ajustado por la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) que asegura una renta de un 1% más que la inflación previa.

Con un precio promedio de $1.200.000, la modalidad mencionada de plazo fijo “estaría dando unos $ 38.000 mensuales, que le permitiría pagar el precio del servicio del auto en forma mensual para ir al trabajo e incluso sobrarle dinero”, señaló.

“Sin embargo -finalizó Focus Market- las familias le dan uso de actividades de compras, recreativo y paseo o por necesidad de urgencia al vehículo particular”, si bien durante la pandemia “muchas de estas actividades encontraron sustitutos en las motos o las bicicletas”.