Los Golden States acordaron una extensión del vínculo del jugador por cuatro años a cambio de 215 millones de dólares

Esta semana, los Golden State Warriors aseguraron su futuro como franquicia unidos al base estrella Stephen Curry. El crack americano fichó por cuatro años más y 215 millones de dólares.

El movimiento de los Warriors fue el más destacado en la segunda jornada del mercado de los agentes libres, traspasos y extensiones dentro de la NBA. El dos veces mejor jugador (MVP) de la NBA y tres veces campeón de liga hizo historia al ser el primero que firmó dos contratos de extensión que superaron los 200 millones de dólares.

Curry extenderá su contrato de su salario de 45,8 millones de dólares para 2021-22, lo que significa que ahora tiene garantizados 261 millones durante las próximas cinco temporadas. Esta nueva firma le permite tener un salario promedio anual de 54 millones de dólares, el mayor dentro de la NBA.

El acuerdo vincula a Curry, de 33 años, con los Warriors durante el resto de su mejor momento y solidifica la búsqueda de la franquicia de un cuarto título de la NBA en la era Curry con un núcleo que incluye al escolta Klay Thompson y al ala-pívot Draymond Green, ambos All Stars.

Curry tuvo una temporada espectacular, ganando su segundo título anotador (32 puntos por juego) y ganando el primer equipo All-NBA por cuarta vez. Al comenzar su decimotercera temporada con los Warriors, Curry continúa elevándose como uno de los jugadores ofensivos trascendentes en la historia del baloncesto.


-->