Tuvo picos de baja del 30%, luego se recuperó.

El ministro de Hacienda, Lisandro Nieri, señaló que los ingresos a las arcas del Estado provincial han sufrido una caída promedio cercana al 15% durante el primer semestre de este 2020 y advirtió sobre un horizonte poco alentador.

Las consecuencias que ha provocado la pandemia en el mundo son por demás conocidas pero la posibilidad de que todo vuelva a la normalidad y la economía se recupere aún es una incertidumbre. En este contexto, se ha visto como grandes potencias se han desplomado, tal es el caso de EEUU que sufrió una baja en su PBI por encima del 32%, la mayor de su historia.

Los ingresos durante el primer semestre de este 2020 se han visto fuertemente disminuidos, en torno al 15% si se compara con el mismo periodo del 2019. Las cifras son el resultado de la caída tanto de recursos nacionales como provinciales. esto fue confirmado por el ministro de hacienda de la provincia, Lisandro Nieri, tras ser consultado por Radio Nihuil.

Nieri advirtió que en mayo la recaudación provincial descendió un 30%. De enero a junio la caída fue de $10 mil millones pero si uno analiza en detalle, observa que $6 mil millones corresponden a mayo”, destacó.

“El centro de consumo del país es Buenos Aires y se encuentra más parado que las provincias. Esto nos afecta también. Además hay que tener en cuenta que de ninguna manera hemos recuperado la actividad en su totalidad. Es decir, no hay un solo turista en Mendoza, el sector gastronómico también se ve afectado. Por otra parte, al haber menos movimiento, la actividad petrolera también ha sufrido. Además, aunque todo esté en marcha, el bolsillo de la gente está deprimido”, aseguró el funcionario.

El ministro también advirtió que las consecuencias de este parate se mantendrán durante un largo periodo y que la recuperación será complicada. “Me gustaría decir otra cosa, pero lo sentiremos por mucho tiempo más”, fefexionó.



/" target="_blank">