Junto con la Policía de Mendoza, Diversión Nocturna y Preventores, los agentes desarticularon una fiesta que se estaba llevando a cabo en el establecimiento.

La Municipalidad de la Ciudad de Mendoza continúa llevando adelante su política de controles regulares coordinados con la Policía de Mendoza y el área de Diversión Nocturna de la Provincia. En una ronda rutinaria, inspectores comunales hallaron anoche a un local comercial en clara infracción de las medidas sanitarias vigentes. El establecimiento registraba un nivel de ocupación mayor al permitido y albergaba una fiesta. Ante esta situación, se procedió a la clausura del recinto.

Este sábado, alrededor de las 23:15, inspectores municipales y personal policial realizaron una inspección en un local bailable de la calle San Juan. Por medio de este control y de videos de denunciantes, constataron que en el lugar había personas bailando. Asimismo, detectaron que el factor ocupacional se encontraba excedido. El comercio, anunciado en su fachada como un “café restó bar”, no contaba con documentación habilitante ni declaraciones juradas de los clientes presentes.





La sumatoria de infracciones al Decreto de Necesidad y Urgencia 342/2021 llevaron a clausurar el establecimiento. Se colocaron en el frente del local las franjas que indican el cierre. El lugar no podrá volver a abrir sus puertas hasta tanto lo determinen las autoridades competentes.

Los inspectores de la Dirección de Comercio del municipio trabajan de manera articulada con el área de Diversión Nocturna de la Provincia, la Policía de Mendoza y Preventores. En conjunto, realizan operativos para controlar el cumplimiento de las medidas sanitarias vigentes. Rondas permanentes y llamados al 911 posibilitan su intervención ante situaciones irregulares. Así, logran detectar y actuar ante diferentes tipos de infracciones.


-->