El intendente de Tupungato, Gustavo Soto, mostró su malestar con la decisión del gobierno nacional de volver a FASE 1 en Mendoza

Luego de la publicación del decreto del Gobierno Nacional para que ocho departamentos de Mendoza vuelvan a la estricta fase 1, el gobernador Rodolfo Suárez convocó a los intendentes para analizar cómo aplicar las medidas restrictivas, a más de 200 días del inicio de la cuarentena y luego de un fin de semana liberado en la provincia donde muchas familias pudieron volver a juntarse.

Los departamentos afectados por el regreso al aislamiento obligatorio desde el lunes 12 hasta el domingo 25 son Capital, Godoy Cruz, Maipú, Guaymallén, Las Heras, Luján, Tunuyán y Tupungato. El resto de la provincia continúa en fase de distanciamiento social.

Gustavo Soto, intendente de Tupungato, mostró su enojo con la decisión de Alberto Fernández en la previa de la reunión que los intendentes tiene con el Gobernador.

“Estoy muy molesto con esta medida porque no se nos escuchó, no se nos ha dado razón. Y la verdad que es un sinrazón de tantas que viene cometiendo el gobierno nacional”, expresó esta mañana en radio Nihuil.

TE PUEDE INTERESAR Vuelta a Fase 1: Qué se puede hacer y qué no en Mendoza

“Sé que el Gobernador ha planteado la inconveniencia de esta situación. Porque solamente que salvo los primeros tiempos de la cuarentena, terminó de complicar la economía. Y no se ha solucionado el problema de la pandemia de la manera que se nos prometió”, analizó Soto, en referencia a la decisión del gobierno nacional.

“Aunque el sistema de salud está complicado, mucho más está la economía. No se puede soslayar una situación de la otra. Volver en algunos rubros es prácticamente que no abran más. Para mí es una equivocación. La sociedad ya no está dispuesta a aceptar este tipo de medidas y más cuando son sin una idea clara de a dónde se quiere ir”, advirtió.