La iniciativa busca aliviar la carga fiscal para las pequeñas y medianas empresas.

El Gobierno promulgó hoy la ley que fija nuevas escalas del impuesto a las Ganancias para las empresas, que establece una alícuota del 25% a partir de los $5 millones. La promulgación quedó plasmada a través del decreto 387/2021, publicado este miércoles en el Boletín Oficial, con las firmas del presidente Alberto Fernández, del jefe de Gabinete Santiago Cafiero y del ministro de Economía Martín Guzmán.

La ley -muy cuestionada por el sector empresario- fue sancionada por el Congreso el 2 de junio último, y dispone una nueva estructura de alícuotas escalonadas, con tres segmentos en relación al nivel de ganancia neta imponible acumulada. Para el Gobierno, la iniciativa busca aliviar la carga fiscal para las pequeñas y medianas empresas.

Así, se establece un primer escalón impositivo del 25% para ganancias netas acumuladas de hasta $5 millones, que abarcará a las pymes; el segundo escalón es para ganancias netas acumuladas de más de $5 millones y hasta $50 millones, donde las empresas pagarán $1.250.000 más el 30% sobre el excedente de $5 millones.

El último es para ganancias netas acumuladas superiores a $50 millones: se pagará $ 14.750.000 más el 35% sobre el excedente de $50 millones. Los dividendos distribuidos pagarán en todos los casos la alícuota especial de 7%. Además, se incluyeron incentivos para la incorporación de mujeres, travestis, transexuales y transgéneros como directores y síndicos de las empresas; también, no se reducirá la alícuota del 41,5% para los juegos de azar.

En sintonía con los cambios propuestos, la ley establece que las ganancias de fuente extranjera tributarán según la escala progresiva, en reemplazo de la tasa única que aplica actualmente. También, especifica que para las ganancias de los períodos 2018/2019/2020 corresponden las alícuotas 30% y 7% para ganancias societarias y dividendos respectivamente (receptando la suspensión que hizo la Ley de Solidaridad) y para 2021 en adelante se especifica que las ganancias estarán gravadas por la escala progresiva las ganancias societarias más el 7% sobre los dividendos.

Las modificaciones tendrán efecto para los ejercicios iniciados el primero de febrero de este año. Para los empresarios, ninguna empresa (incluidas las pymes) pagará menos Ganancias con esta Ley que lo que estaría pagando si rigiera la reforma tributaria sancionada en 2017, que establecía un cronograma de reducción de rebaja gradual de la alícuota.


-->