Autoridades sanitarias de Brasil finalmente solicitaron que Dibu Martínez, Cuti Romero, Giovani Lo Celso y Emiliano Buendía, los futbolistas de la Selección Argentina que actúan en equipos de Inglaterra, realicen cuarentena y sean deportados por considerar que falsificaron sus declaraciones juradas al ingresar a Brasil

La dirigencia de la AFA trabaja a contrarreloj para que puedan jugar y de hecho Martínez, Romero y Lo Celso estarían entre los once titulares dispuestos por Lionel Scaloni.

Este domingo, más temprano, la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) consideraba solucionada la crisis generado en la obligación de hacer cuarentena a quienes estuvieron en los últimos 14 días en el Reino Unido, donde los mencionados futbolistas juegan en sus clubes.

Una reunión de más de 3 horas en la noche del sábado entre autoridades sanitarias, la Conmebol y la AFA abordó la situación de los 4 jugadores de la selección que actúan en Inglaterra, acusados por la Agencia de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa) de haber falseado la declaración obligatoria para ingresar a Brasil en situación de pandemia.

La reunión del sábado en el Hotel Marriot tuvo la presencia de Conmebol y se consideró que los jugadores estarían incluidos dentro del modelo de burbuja sanitaria de Conmebol aprobada por Brasil para todas las competiciones internacionales.

Anvisa, un órgano del Gobierno de Jair Bolsonaro, acusó a los futbolistas de falsear su declaración jurada al ingresar al aeropuerto de Guarulhos desde Caracas, tras el 3-1 a Venezuela.

Agentes de la Vigilancia Sanitaria del estado de San Pablo requirieron la documentación de ingreso a Brasil de los jugadores ya que la normativa vigente en Brasil dice que deben hacer cuarentena de dos semanas los viajeros que hayan estado en los últimos 14 días en Reino Unido, India o Sudáfrica.

Anvisa ordenó la investigación a las autoridades paulistas investigar las supuestas declaraciones inverídicas presentadas aunque la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) no informó sobre esta situación cuando eligió a San Pablo como sede. Brasil desistió de convocar para esta ventana de Eliminatorias a los jugadores que actúan en clubes ingleses.


-->