En ese nosocomio se amplió la cantidad de camas de Terapia Intensiva. La ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes, Ana Nadal, recorrió las instalaciones junto al intendente departamental, Daniel Orozco.





El Hospital Ramón Carrillo de Las Heras tiene un espectro más complicado que el año pasado, por lo que las internaciones requieren más camas críticas. Luego de las ampliaciones realizadas en el Hospital Central y en el Lagomaggiore, desde el Gobierno de Mendoza se trabaja en la continuidad de atención tomando los quirófanos y salas de partos para cuidados críticos por COVID-19.

La ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes, Ana María Nadal, recorrió las instalaciones junto al intendente departamental, Daniel Orozco. Luego, la funcionaria manifestó: “Pasamos a tener 8 camas nuevas, no teníamos ninguna. Del año pasado a esta parte, hemos hecho ampliaciones del servicio, abrimos nuevos servicios como en el caso del Saporiti, que no contaba con Terapia Intensiva. La más importante es la ampliación que se produjo en el Central y en el Lagomaggiore. Ahora estamos generando este servicio”.

“Se han colocado camas, bombas de infusión, y respiradores. Estamos con el recurso humano. Esta unidad de cuidados críticos tiene la condición de que puede contener un paciente que necesita soporte vital, tanto del hospital como de otros centros asistenciales. En este caso, lo que hemos hecho es vincularlo, funcionalmente, a los servicios críticos que tiene el Lagomaggiore con la finalidad de procurar seguimiento, que existan terapistas a cargo de los grupos de médicos”, añadió.

“Con estas 8 camas, terminando la ampliación de la obra del Central más lo que han ido ampliando los privados estamos en un aproximado de 460 entre los subsectores”, puntualizó la ministra.


-->