¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

"De medias naranjas y naranjas enteras", el sabor del saber descubrirse como un ser completo y en plenitud

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Publicidad

22° Mendoza

Domingo, octubre 02, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$153,2500

Dólar Ahorro/Turista

$269,94

Dólar Blue

$288,00

Dólar CCL

$308,96

Euro

$144,5209

Riesgo País

2812

22° Mendoza

Domingo, octubre 02, 2022

RADIO

ONLINE

"De medias naranjas y naranjas enteras", el sabor del saber descubrirse como un ser completo y en plenitud

 

La escritora y periodista Andrea Villegas presenta su nuevo libro trayendo una propuesta fresca, novedosa y reflexiva para nuestro crecimiento personal y bienestar, buscando terminar el paradigma de la media naranja,  diciendo adiós a la co-dependencia emocional y frustraciones en las relaciones amorosas y personales.

Redacción
12/06/2022 02:22

La escritora y periodista acaba de publicar el libro "De medias naranjas y naranjas enteras", de Nova Casa Editorial, en el que desarrolla sus reflexiones en torno a la problemática que rodea a la persona en la complejidad del entrecruzamiento de miradas sociales en pugna. Cuando le pedimos que definiera con sus propias palabras el significado de su libro, nos dijo:

 "Nos han dicho mil veces que somos solo la mitad de alguien. Nacemos con la frase encuentra tu media naranja, la cual condena nuestro accionar porque vamos de aquí para allá buscando esa otra mitad, ese algo o alguien, ya sea pareja, trabajo, hijos, que nos complete; porque nos consideramos un ser incompleto. Y es increíble, pero al sentirnos solo una mitad buscamos llenar ese vacío y eso muchas veces nos genera insatisfacción, ansiedad, depresión, estrés o, aún peor, nos lleva a vincularnos con personas altamente nocivas para nuestro bienestar. Ponemos toda nuestra energía en el afuera, nos enfocamos en el otro para que este nos elija, se quede a nuestro lado y nos complete; en lugar de compartir nos partimos, en vez de vivir, sobrevivimos."


Para Andrea Villegas, la interacción entre seres humanos implica la construcción de un vínculo que permita compartir la vida cotidiana desde la amabilidad hacia uno mismo y hacia el otro, en un crecimiento conjunto en el cual los valores supremos conduzcan a encontrar la paz en el sentido pleno del término. Con una prosa profunda y amena a la vez, la autora - especialista de Jornada en crítica literaria - le pone el foco a cómo el colectivo social se rige por determinados parámetros rígidos y de qué manera estos no deban atentar para que la persona se auto descubra a sí misma en su verdadero potencial creativo.

La primera consulta es acerca de si este libro va dirigido a un sector de público en particular o es mucho más amplio en su modo de comunicar.

"Este libro no discrimina a nadie. No importa tu preferencia sexual, el lugar geográfico donde te encuentres, tu religión o ideología política. Te habla de conocerte, aceptarte y empezar a escuchar tu voz interna, porque estamos llenos de ruido externo, aturdidos de tanta información y muchas veces intentamos lograr agradar para ser aceptados. El libro va enfocado a todas aquellas personas que buscan vivir su vida de manera sana, rompiendo este paradigma de ser solo una mitad, en una experiencia de autoconocimiento fascinante, donde se trabaja la programación neurolingüística (PNL) con frases, palabras poderosas, analogías, ejercicios y reflexiones que guían al lector para que este logre sentirse pleno, entero y feliz, en una lectura simple y fácil de comprender, como si estuviéramos dialogando página tras página."

Hace un párate en modo reflexivo - característica que sobresale en este diálogo - y le agrega connotación de tipo contextual, producto de su capacidad comunicativa.

"Tuve la suerte con mi primer libro (Una pausa en tiempo express) de hacer tours y talleres en Argentina y Europa, donde las personas tenían un espacio para dejar sus inquietudes. Ahí fue cuando me di cuenta que todos sentimos lo mismo, estamos insatisfechos, necesitados del afuera. Mostramos nuestra vida en redes sociales para sentir que tenemos una vida. Hay un instinto de supervivencia latente y la gente está con mucha ansiedad porque piensa en situaciones a futuro o quieren alcanzar ciertos estereotipos impuestos, o se quedan muy varados en la melancolía del pasado o en la “expectativa del pasado”, que es un término propio de este libro y que son esas cuestiones del pasado que nos prometimos que íbamos a hacer y que ahora en nuestro presente, que sería el futuro de aquel pasado, no hemos logrado cumplir, y esto nos frustra mucho".

Tras una pausa, procesa las ideas y las vuelca con naturalidad.

"Nosotros somos seres sociales y la invitación es a abrazarte y aceptarte, para compartir tu vida desde la amabilidad y el mequeson (la mente que sonríe) para que hablemos con amabilidad hacia uno mismo y hacia el otro. Si me preguntas qué es lo más valioso en todo este crecimiento, te diría: "háblate con amor, trátate con respeto y bríndate mucha paz".

Le consultamos acerca de qué significan los mandatos sociales a los cuales está enmarcada el estereotipo de mujer según al metro patrón tradicional y limitante, a lo que nos respondió: "hoy en día compartir mi obra con hombres y mujeres, habla de igualdad, equidad, inclusión, amor hacia el otro, de compasión, y de acciones bonitas desde el ser y desde la bondad".  El concepto de humanidad es ponderado por la creadora del texto, quien deja su punto de vista al respecto. "Lo importante son los pasos que nos harán crecer como humanidad. Este libro que es de crecimiento personal, algo que antes se pensaba que solo podía ser destinado a mujeres... me encanta saber que hombres y mujeres lo leen por igual."

Ya en relación directa con el contenido, Andrea volvió a hacer una descripción pormenorizada del producto de su acto creativo. 

"Cada parte del libro está escrita con una intención particular, en una divertida analogía con una naranja. Tiene frases y palabras que te van a empoderar y dar fuerza, para que puedas rodar con libertad. Si me preguntas qué es lo más valioso en todo este crecimiento, te diría: aprender a hablarnos con amor, tratarnos con respeto, tolerancia y aceptación".

Y sobre el epílogo de esta conversación abierta, profunda y reflexiva, nos dejó sus impresiones finales. 

"Que nuestras acciones, gestos y palabras sean para hacer a nuestra mente sonreír. Dejar de parecer y empezar a ser. La media naranja que estás buscando ya no la necesitas, porque eres una naranja entera".