¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

La otra cara de la fiesta en el Teatro Griego: el reclamo de los artistas y un fuerte mensaje

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Publicidad

19° Mendoza

Jueves, abril 18, 2024

RADIO

ONLINE

19° Mendoza

Jueves, abril 18, 2024

RADIO

ONLINE

PUBLICIDAD

La otra cara de la fiesta en el Teatro Griego: el reclamo de los artistas y un fuerte mensaje

A muchos no les gustó y escenario quedó a oscuras. En el Acto Central, un grupo de trabajadores aprovecho el público para visibilizar su queja por los salarios

Redacción
03/03/2024 13:28
PUBLICIDAD

La Fiesta Nacional de la Vendimia 2024, que es anhelada y disfrutada todos los años por las familias mendocinas, como así también por turistas de todo el mundo, tuvo su despampánate magia por el show de los artistas en el escenario y un fuerte reclamo por los salarios.

No está de más decir y recordar, que al igual que en cada celebración vendimial los bailarines, actores, actrices, coreógrafos, músicos, sonidistas, maquilladoras, encargados de vestuario y un sinfín de profesionales trabaja para llevar adelante el espectacular despliegue artístico en el Teatro Frank Romero Day, tanto en el Acto Central como así también para los Actos Oficiales.

Sin embargo, lo que debía ser una celebración para los hacedores de la fiesta más representativa de Mendoza por el trabajo descomunal que dejan terminó siendo un hecho que reflejó la otra cara de la moneda, reclamos por salarios y queja por los contratos.

Todo comenzó cuando finalizó el último despliegue artístico, mientras un grupo saludaba al púbico para ya darle lugar al recuento de votos para conocer a la nueva reina de la Vendimia 2024, otro se encargó de salir con banderas de protesta que decían: “Basta de contratos basura”, El arte es trabajo” y “Convenio colectivo de trabajo”.

Aunque, esta situación no terminó ahí, porque de un momento a otro el escenario que poco antes había sido puro color se oscureció por completo y los artistas con sus carteles quedaron invisibilizados. A pesar de que les apagaron la luz, desde lo lejos de las gradas del Teatro Griego se podía leer con claridad “Salario digno” y “Vendimia precarizada”.

Lo que debería ser una celebración igualitaria a para todos, desde siempre ha sido una fiesta para pocos, porque está prohibido olvidarse del trabajo principal que se realiza en las fincas, lugar donde nace la materia prima, la uva. Allí, donde hombres y mujeres que trabajan en la viña deja el sudor desde su producción, cuidado y hasta su sacrificada cosecha.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD