¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Ricardo Bussi, candidato a Gobernador por Milei, quiere arreglar todo a los tiros

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

30° Mendoza

Martes, febrero 20, 2024

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$856.00

Dólar Ahorro/Turista

$1369.60

Dólar Blue

$1110.00

Dólar CCL

$1133.90

Euro

$902.88

Riesgo País

----

30° Mendoza

Martes, febrero 20, 2024

RADIO

ONLINE

Ricardo Bussi, candidato a Gobernador por Milei, quiere arreglar todo a los tiros

Ricardo Bussi, hijo del genocida Antonio Domingo Bussi, y ahora candidato de Javier Milei a gobernador en Tucumán se mostró armado, efectuando disparos y llamó a dar "la primera batalla"

Redacción
15/03/2023 10:03
Javier Milei y Ricardo Bussi.

Ricardo Bussi, hijo del fallecido genocida Antonio Domingo Bussi y un ferviente negacionista y apologista de los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar es el hombre elegido por Javier Milei para disputar la gobernación de Tucumán en las próximas elecciones.

El referente de la ultraderecha negacionista en Tucumán lanzó ayer en sus redes sociales su primer spot de campaña en la que llama a armarse para combatir la inseguridad.

En el insólito spot el hijo del genocida camina hacia una mesa donde hay un arma automática, un set de municiones, anteojos de protección y unos protectores auditivos con la bandera de los Estados Unidos.

Alternando con imágenes reales de hechos de inseguridad, Bussi toma su arma y comienza a disparar.Frente a la inseguridad la "solución" de Bussi y Milei es que todos estén armados y a los tiros.

Ricardo Bussi, hijo del genocida Antonio Domingo Bussi, y ahora candidato de Javier Milei a gobernador en Tucumán.

“Que la próxima vida que se pierda, no sea la tuya. Defendamos a nuestras familias de los delincuentes. Sí a la portación legal y libre de armas”, cierra el spot Bussi antes de la aparición de una placa que promueve su candidatura a la gobernación de Tucumán, la de Milei a la presidencia en lo que califica como "la primera batalla".

El vínculo entre Milei y los Bussi es de larga data. El referente de la ultraderecha argentina fue asesor del genocida cuando ocupó una banca en la Cámara de Diputados de la Nación hasta que fue destituido tras ser condenado por crímenes de lesa humanidad.