¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

La UNCUYO pide ayuda a los mendocinos para afrontar el ajuste

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Publicidad

22° Mendoza

Martes, abril 16, 2024

RADIO

ONLINE

22° Mendoza

Martes, abril 16, 2024

RADIO

ONLINE

PUBLICIDAD

La UNCUYO pide ayuda a los mendocinos para afrontar el ajuste

La rectora de la Universidad pública más grande de Mendoza señaló que “es necesario trabajar de manera integrada” con gobiernos y el sector privado para mantener el servicio educativo que presta.

Redacción
23/02/2024 17:27
Esther Sánchez
PUBLICIDAD

El fuerte ajuste que encara el Gobierno nacional de Javier Milei está provocando serios remezones en distintos ámbitos del Estado. Uno de los que más los está sintiendo es el de las universidades públicas.

La Universidad Nacional de Cuyo no es ajena a esta situación y por eso su rectora, Esther Sánchez, salió a darle “visibilidad” al problema y a pedirle tanto al gobierno provincial, como a los municipios y al sector privado, que contribuya a mantener su labor para continuar cumpliendo con la prestación del servicio educativo.

“Es necesario trabajar en conjunto con las municipalidades, con el Gobierno provincial y con el sector privado (…) seguramente se podrán desarrollar acciones que permitan que la Universidad siga cumpliendo con su objetivo”, señaló la conductora de la UNCUYO.

Sánchez dijo esto en una conferencia de prensa convocada luego de haberse reunido con otros rectores (el miércoles pasado) en el marco del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), organismo que los nuclea a nivel país.

Su intención fue “visibilizar” las complicaciones que poseen ésta y otras casas de estudios estatales, a partir de la “reconducción” del presupuesto 2024 ordenado por Milei, que implica mantener el mismo presupuesto de 2023, es decir, sin tener en cuenta la inflación que hoy, de manera interanual, llega al 254,2%, de acuerdo con los datos informados por el INDEC.

“Recibimos como fondos para funcionamiento, lo mismo que teníamos en enero de 2023” confirmó Sánchez, al destacar que esos fondos recibidos hace un año “no se actualizaron”, aunque aclaró que para el pago de lo sueldos “sí hubo actualizaciones”.

De todos modos, el hecho de no contar con fondos actualizados para funcionar, pone en riesgo la adecuada prestación del servicio educativo, dio a entender Sánchez. “Estoy hablando de energía eléctrica, de conectividad, de gas, de seguridad en el predio”, señaló. “Esos gastos tienen un importe que exceden los fondos que tiene la Universidad para su funcionamiento”, agregó.

La Rectora, de profesión contadora, explicó que al menos por ahora, la situación está ciertamente controlada, debido a que su gestión “es ordenada”, pero también advirtió que esto “no es sostenible en el tiempo” y llegará el momento en que “será complejo salir a pagar los servicios básicos”.

Visibilizar el problema

En su reunión del miércoles pasado, el CIN emitió un duro comunicando advirtiendo sobre “la difícil situación” de las universidades para mantener su labor educativa.

“Es tiempo de advertir, con la gravedad que la situación impone, que, de no mediar acciones que rectifiquen el rumbo, se verá seriamente afectado el pleno funcionamiento de las instituciones universitarias públicas”, comunicaron los rectores.

Lo hicieron luego de compartir “responsablemente” sus preocupaciones puntuales de cada caso, y también de iniciar gestiones “ante las autoridades competentes”, para que se generen acciones “necesarias” para resolver el problema.

En esa misma línea fue que Esther Sánchez quiso hacer visible la situación de la universidad mendocina. “Necesitamos que la sociedad sepa dónde está el problema y cuál es la situación que estamos atravesando como Universidad”.

Indicó además que se le pidió al Gobierno Nacional, a través de la Secretaría de Educación del Ministerio de Capital Humano, que se incremente “razonablemente y en base al proceso inflacionario” la partida de gastos para el funcionamiento de la Universidad, para de ese modo “garantizar mínimamente la continuidad” de las funciones de los organismos educativos.

También informó que la petición también fue direccionada para que los sueldos también sigan teniendo lógicas actualizaciones.

Pero igualmente advirtió que con el actual contexto, habrá algunos programas de investigación, de extensión y de tecnología que se verán resentidos en su continuidad.

Por eso en primer término pidió apoyo a la comunidad universitaria. “Haremos los esfuerzos para que los estudiantes tengan sus procesos educativos, lo que implicará tener docentes en las aulas y no docentes que nos acompañen”, dijo.

“En esta situación tan compleja, tenemos que trabajar todos juntos para generar las herramientas creativas para que nuestros estudiantes continúen ese proceso. De lo contario, si lo que vivimos es una lucha entre nosotros, no tendremos resultados”, añadió.

Y luego hizo extensivo el llamado a la sociedad. “Queremos que la sociedad entienda el esfuerzo que estamos haciendo por nuestros jóvenes y niños”, señaló. “También cumplimos un rol social muy importante, acompañando los procesos socioproductivos”, agregó, para convocar a los gobiernos locales y a la sociedad.

“Todos vamos a estar ajustados pero seguramente podremos generar acciones que no impliquen demasiado presupuesto y que permitan que la Universidad siga cumpliendo con su objetivo”, enfatizó la Rectora.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD