15° Mendoza

Miércoles, julio 06, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$132,0000

Dólar Ahorro/Turista

$219,20

Dólar Blue

$255,00

Dólar CCL

$278,17

Euro

$128,9178

Riesgo País

2683

15° Mendoza

Miércoles, julio 06, 2022

RADIO

ONLINE

La rebelión malargüina

La paciencia de la dirigencia de Malargüe parece haberse Pedirán ser exceptuado de los alcances de la ley 7722 para poder activar la minería

Redacción
12/05/2022 08:52
Juan Manuel Ojeda, intendente de Malargüe


El adelanto de la postura presidencial ante el laudo que puede sellar la suerte de Portezuelo del Viento, y que explicitó la semana pasada Alberto Fernández en La Pampa, parece haber sido la gota que llenó el vaso de un departamento que ha visto en los últimos tiempos cómo todas sus alternativas de desarrollo se van cerrando. Y con ello, la pérdida de generación de fuentes de trabajo.

Tal situación ha reactivado en el departamento la posibilidad de reflotar la explotación de la minería que la frustrada modificación de la ley 7.722 dejó bloqueada.


Por ello, este fin de semana el intendente Juan Manuel Ojeda confirmó que en breve pedirán que la Legislatura autorice la minería en su comuna, ya que allí existe licencia social y posibilidad de proyectos para desarrollar. De hecho, en su territorio se encuentra Potadio Río Colorado, actualmente en manos de la provincia. Una embestida que volverá a poner en debate la matriz productiva y el futuro de los mendocinos.

En la misma línea se expresó el presidente de la Cámara de Comercio de Malargue, Gustavo Miras quien en el programa Entre Paréntesis por Radio Jornada aseguró el sábado que si finalmente Portezuelo se cae, la estrategia para el reparto de los 1.023 millones de dólares destinados para la presa deberá ser definida y liderada desde el departamento para no seguir acrecentando la asimetría que hoy existe con los demás oasis productivos de la provincia y como una manera de reparar el impacto de lo que hubiera significado para Malargue y todo el Sur provincial la construcción de esa mega obra.

Los malarguinos no quieren que si Portezuelo se cae, el fondeo vuelva a marginarlos y a favorecer a otros departamentos que tienen otras opciones productivas, como el agro en general o la vitivinicultura en particular.


Como se ve, todo un departamento en pie de guerra para no seguir perdiendo oportunidades.