¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Crimen de Piottante-Libedinsky: Luego de 17 años, Mauricio Suárez apareció en Mendoza

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Publicidad

21° Mendoza

Domingo, febrero 25, 2024

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$857.50

Dólar Ahorro/Turista

$1372.00

Dólar Blue

$1085.00

Dólar CCL

$1111.53

Euro

$909.28

Riesgo País

----

21° Mendoza

Domingo, febrero 25, 2024

RADIO

ONLINE

Crimen de Piottante-Libedinsky: Luego de 17 años, Mauricio Suárez apareció en Mendoza

En su primera aparición pública en Mendoza después del presunto doble crimen Piottante-Libedinsky, Mauricio Suárez busca despejar el cerco legal que lo rodea

Redacción
24/11/2023 21:33
Crédito foto: El Sol

Quizás Mauricio Suárez (49) haya estado en Mendoza en diversas ocasiones durante los últimos años, quizás incluso de manera discreta. Sin embargo, este viernes marcará su primera aparición pública en la provincia después del recordado doble crimen Piottante-Libedinsky.

Su nombre fue vinculado como el único sospechoso en este caso, pero permaneció prófugo durante 17 años hasta que la causa finalmente prescribió.

El escenario de su regreso fue el Polo Judicial Penal, donde Suárez fue captado caminando por la extensa y soleada explanada de los edificios. Su cambio físico abrupto, caracterizado por cabello canoso, delgadez, gafas y una remera blanca, según informó el diario El Sol, le permitió pasar desapercibido. Coincidentemente, en ese momento del mediodía, se llevaba a cabo una asamblea de empleados judiciales, lo que redujo la presencia de personas.

Llegó hasta la guardia y solicitó hablar con el Juzgado encargado de su caso, con el objetivo de anular la orden de captura que aún pesa sobre él en el Registro Nacional de Reincidencia (RNR). Cabe recordar que fue detenido en agosto pasado cuando cruzó la frontera hacia Bolivia, siendo la primera noticia confirmada sobre él en los últimos 17 años.

Tras esperar varios minutos sin atención, Suárez se dirigió al edificio del Ministerio Público Fiscal, buscando hablar con la última fiscal a cargo del caso, Claudia Ríos. En la Unidad Fiscal de Homicidios, se identificó a través de su pasaporte, revelando su verdadera identidad a la empleada judicial. Mantuvo un breve encuentro cara a cara con Ríos en la mesa de entradas, explicándole la falta de respuesta del juez y la necesidad de ese trámite para recuperar su libertad de movimiento. Dado que la causa había prescrito y Suárez había sido sobreseído, Ríos emitió un oficio al RNR en cuestión de minutos, proporcionándole una copia a Suárez, quien saludó cortésmente y se retiró caminando, tan solitario como cuando llegó.

Es posible que Suárez haya decidido regresar a establecerse en Mendoza, donde tiene un hijo, después de más de una década y media en la clandestinidad. Fuentes cercanas a la investigación especulan sobre esta posibilidad, aunque también existe la incertidumbre de si regresará al norte argentino o a Bolivia, lugares donde se presume que se escondió durante todos estos años mientras la investigación perdía impulso hasta quedar impune.

Doble crimen Piottante-Libedinsky

 El 12 de julio de 2006, el psicólogo Flavio Piottante se encontraba en una sesión con su paciente, Estrella Libedinsky, en su consultorio ubicado en un dúplex en la calle Barcala, de Ciudad.

La teoría respaldada por diversos fiscales del caso sugiere que Suárez irrumpió en la escena, posiblemente motivado por la relación de Piottante con su exesposa, Andrea Troncoso. Se desencadenó una pelea que culminó con dos disparos contra el psicólogo. Para asegurar la impunidad del asesinato, estranguló a su paciente. Los cadáveres fueron descubiertos al día siguiente por la madre de Piottante, quien vivía a pocos metros y se preocupó al no recibir respuesta a sus llamadas.

Durante las primeras etapas de la investigación, el caso se convirtió en un misterio hasta que personas del círculo de Mauricio Suárez afirmaron que días después del doble crimen les confesó que tenía que huir porque "se había mandado una cagada". También se detectó que su celular se activó en las cercanías del consultorio ese día.