10° Mendoza

Martes, agosto 09, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$

Dólar Ahorro/Turista

$246,35

Dólar Blue

$293,00

Dólar CCL

$287,66

Euro

$

Riesgo País

2426

10° Mendoza

Martes, agosto 09, 2022

RADIO

ONLINE

Bullrich acelera, Cornejo regula

La visita de Patricia Bullrich parece haber alimentado un puñado de especulaciones electorales que tienen epicentro en el armado nacional de Juntos por el Cambio (JxC) pero que también se observa con mucha atención en la Provincia

18/06/2022 08:59


La visita a Mendoza, esta semana, de la precandidata presidencial Patricia Bullrich parece haber alimentado un puñado de especulaciones electorales que tienen epicentro en el armado nacional de Juntos por el Cambio (JxC) pero que también se observa con mucha atención en la Provincia.

Es que más allá de la agenda académica o estrictamente partidaria que desplegó aquí la presidenta del Pro, los observadores nacionales han advertido que la dirigente no juega sola en esta instancia. Por el contrario, parece contar con el guiño de Mauricio Macri para avanzar en la construcción de lo que el ex mandatario ha definido como “segundo tiempo”, es decir la vuelta al poder en 2023.

Una decisión que ya genera suficientes recelos en la otra gran apuesta del Pro para el próximo turno electoral de la mano del jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta. Pero que justamente por ello, la obliga a apurar definiciones y pisar el acelerador para no quedar rezagada.

Esta disputa electoral anticipada no es nueva. Viene de la época en la que gobernaba el macrismo y quedó identificada por la puja entre “halcones” y “palomas” que incluso se intensificó tras el fin de ese gobierno para distinguir su posicionamiento ante el kirchnerismo. Sólo que ahora se traslada a una interna en la coalición opositora en la que sin embargo el Pro la tendrá difícil.

Es que el radicalismo no desea repetir la experiencia del 2015 al 2019 en la que se sintió excluido de la toma de algunas decisiones cruciales, como por el ejemplo, el retorno del país al Fondo Monetario Internacional (FMI) y hoy, de la mano de nuevos liderazgos, busca dar pelea por la conducción del próximo ciclo que ya imagina sucediendo a Alberto Fernández tras su seguidilla interminable de errores.

Justamente, en ese pelotón radical con aspiraciones se alista Alfredo Cornejo quien asegura que aún no ha resignado sus pretensiones de encarar también un proyecto presidencial propio. Sin embargo, y en paralelo, demuestra cercanía y coincidencias con Bullrich. Casi como si se tratara de una apuesta múltiple y diversificada que le garantice al senador nacional mayor margen de maniobras y, por ende, más chances de ganar.

Lo cierto es la dupla Bullrich-Cornejo se mostró también colaborativa aquí en Mendoza, intercambiando elogios y compartiendo cena, cimentando aquellos rumores que ya dan por hecho un preacuerdo para confluir en una propuesta conjunta bajo una idea que ambos también abonan: el de fórmulas “cruzadas” dentro de JxC. Es decir, un dirigente del Pro con un radical o viceversa para evitar que un eventual éxito opositor sea sólo un triunfo electoral y se traslade también a la gestión, con equipos y soluciones mixtas.

Esa idea quedó reafirmada por ambos, sabedores de su impacto aquí luego de que Omar De Marchi se incorporara recientemente a los equipos de campaña de Rodríguez Larreta. Y con ello, lograr anclar su repetida aspiración a la Gobernación a la suerte del jefe de Gobierno porteño.

Cornejo, por su parte, agota su tiempo nacional sin descartar ninguna posibilidad. Ni siquiera su retorno a Mendoza donde, justamente, puede ser la figura capaz de contener a De Marchi.

Mientras Bullrich refuerza su perfil más duro casi como estrategia para evitar fugas por derecha como la que les podría generar los libertarios de Javier Millei, y Rodríguez Larreta se enfoca con un estilo moderado en su capacidad de gestión, Cornejo parece jugar a tres bandas (o más) casi como un generador de equilibrios hacia dentro de Juntos por el Cambio, pero también del Pro, y eventualmente de la avanzada radical en la que deberá medirse con Facundo Manes y Gerardo Morales, quienes van por el mismo premio.

La decisión final del ex gobernador, no en breve, podrá ser la de contribuir a la competitividad opositora para ganar y evitar un nuevo fracaso en la gestión, integrar una fórmula nacional o directamente refugiarse tácticamente en el pago para recalcular. Como en otras ocasiones, Cornejo tiene a disposición un menú de opciones que no todos los dirigentes poseen. Por eso, y aunque Bullrich acelere, él espera y no desespera.