¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Alberto blanqueó la ruptura con Cristina: “tiene una mirada parcial, que desatiende que vivimos una pandemia”

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Publicidad

17° Mendoza

Martes, septiembre 27, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$152,7500

Dólar Ahorro/Turista

$268,14

Dólar Blue

$291,00

Dólar CCL

$305,16

Euro

$140,7021

Riesgo País

2592

17° Mendoza

Martes, septiembre 27, 2022

RADIO

ONLINE

Alberto blanqueó la ruptura con Cristina: “tiene una mirada parcial, que desatiende que vivimos una pandemia”

El presidente Alberto Fernández respondió este martes en España las críticas que hizo Cristina Kirchner a su gestión, pero advirtió que su enemigo político es Mauricio Macri

Redacción
10/05/2022 17:32


En una entrevista con el diario El País, el Presidente Alberto Fernández respondió a las críticas  que hizo Cristina Kirchner a su gestión.

“La de Cristina es una mirada parcial, absolutamente económica, que desatiente que vivimos una pandemia”, dijo en una entrevista con el diario madrileño El País. Negó, además, que su gobierno haya defraudado a los votantes, como había acusado la vicepresidenta. “Argentina tiene que ponerse a mirar el futuro y dejar de discutir el pasado. El pasado nos sirve para tener memoria, pero mi mirada la tengo en el futuro, y creo que la mayoría de los argentinos también. Cuando alguien dice que nuestros votantes pueden estar decepcionados con nosotros, creo que nuestros votantes son conscientes de que tuvimos que enfrentar una pandemia con un sistema de salud quebrado por Macri, y lo hicimos bastante bien”.

Agregó: “Nuestro votante, que vive esa realidad, entiende las dificultades”. En el primer día de su gira por Europa, Fernández hizo estas declaraciones poco después de reunirse con el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez. “El debate no me preocupa, me preocupa la obstrucción al Gobierno. A veces las voces se vuelven tan altisonantes que no dejan ver la realidad”, dijo, en otro tramo de la entrevista. Cristina Kirchner había calificado como un “debate de ideas” el conflicto interno que divide al Frente de Todos.

El Presidente está en España acompañado por el canciller Santiago Cafiero; la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Todesca; el secretario de Planeamiento Estratégico, Gustavo Beliz; la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, y el secretario general, Julio Vitobello.

Luego de España seguirán la gira primero hacia Alemania y al final, Francia. Según informaron medios nacionales,  Fernández quedó conforme con las respuestas públicas que hicieron él y sus ministros Martín Guzmán (Economía) y Matías Kulfas (Desarrollo Productivo) a los cuestionamientos a la política económica que lanzó Cristina Kirchner el viernes pasado en Resistencia.

Los informantes retrataron una de las frases del Presidente de las últimas horas: “Yo en noviembre lancé el debate y planteé que debatamos y vayamos a las PASO”.

En la entrevista con El País, ratificó el rumbo de Guzmán. Dijo que “no se puede vivir con déficit permanente; eso tenemos que solucionarlo”.

Sobre Cristina, dijo que tiene “un enorme respeto” y que su “enemigo” es Mauricio Macri, pero puso límites: “Ella representa en la historia algo significativo, y en el presente es líder de un espacio importante. Pero hay cosas en las que no comparto su mirada. Además he sido públicamente crítico con su gestión de gobierno. Respeto lo que dice, pero pido que respeten lo que digo yo”. Evitó confirmar, ante una pregunta, si se postulará en 2023. “La verdad es que yo tomo las decisiones. Eso no quiere decir que no escuche a Cristina, que desprecie su opinión. Pero la decisión la tomo yo. Y llevó mucho tiempo que se den cuenta de que yo estoy gobernando. Los debates que propongo son en este tono de voz, no necesito gestos grandilocuentes ni insultos ni maltratos”, enfatizó.

En otro tramo del diálogo, dijo: “No creo que en Argentina nadie esté seriamente pensando en un proceso de desestabilización después de todo lo que hemos vivido”, en alusión a la pandemia de coronavirus.

Aprovechó también para trazar un retrato de sí mismo y demostrar su honestidad: “Yo milito desde los 14 años. Nunca he llegado al poder para enriquecerme. Soy hijo de una familia de clase media. Debo haber sido el presidente con menos bienes de la historia. Lo que necesité lo tuve, una casa, una oficina, un auto. Y viví cómodamente. Puse en valor cosas que se habían dejado de lado. En la Argentina del presente no hay nadie perseguido, no hay jueces visitados por espías para perseguir a alguien, no hay teléfonos pinchados de opositores ni de nadie”.