¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

“Los argentinos tenemos el alma rota y las encuestas no muestran lo que está pasando”

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

23° Mendoza

Martes, diciembre 06, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$175,7500

Dólar Ahorro/Turista

$308,77

Dólar Blue

$312,00

Dólar CCL

$330,47

Euro

$177,8041

Riesgo País

2297

23° Mendoza

Martes, diciembre 06, 2022

RADIO

ONLINE

“Los argentinos tenemos el alma rota y las encuestas no muestran lo que está pasando”

El diputado nacional Facundo Manes aseguró que la sociedad argentina “ya no da más de la corrupción sistémica” y opinió que después de muchos años año “se va a expresar por algo nuevo”.

Redacción
30/04/2022 10:57


El diputado nacional Facundo Manes aseguró que la sociedad argentina “ya no da más de la corrupción sistémica” y opinió que después de muchos años año “se va a expresar por algo nuevo”.

Sin embargo, el neurocientífico lamentó la disociación entre lo que ve cuando recorre el país y lo que reflejan las encuestas y los medios. En ese sentido, aseguró que la sociedad “quiere gente nueva” pero el poder “fabrica otra realidad con encuestas”.

“Necesitamos que los políticos dejen de ver focus group. San Martín no miró un focus group para cruzar los Andes”, señaló con ironía durante una entrevista con Viviana Canosa. Y agregó: “Vamos a tener que elegir, entre el status quo o algo nuevo, que yo no veo reflejado en muchas encuestas, porque hay muchas billetera”.

También, en varias oportunidades de la entrevista, el neuroespecialista mencionó a Raúl Alfonsín, tanto en su posición de liderazgo para plantear a la sociedad la condena a los militares que cometieron durante la dictadura violaciones a los derechos humanos, como por el compromiso que logró luego de la gente con la democracia. “Lo que pasó en el 83 es que si ganaba el peronismo, que era el status quo, había autoamnistía, con el pacto peronista militar, pero él tuvo el coraje de plantear otra cosa”, afirmó.
 


“¿Creés que Alfonsín hizo una encuesta para meter en cana a los genocidas?”, resaltó Manes.

Al ser consultado sobre los problemas del país, el dirigente radical explicó que uno de los grandes problemas es que “Argentina es una gran mentira”. “Pensamos que somos una nación y somos un sálvese quien pueda. Perdimos el sentido de nación. Acá cada uno tira para su lado”, continuó.

A su vez, denunció que faltan patriotas que se “inmolen” y puso como ejemplo a Roca que a pesar de su enemistad con Sarmiento y Avellaneda los convocó para que ocupen cargos importantes relacionados con la educación.

Por otro lado, afirmó que la pandemia aceleró los tiempos de la crisis que atraviesa el país. “A nivel colectivo e individual somos diferentes, la pandemia nos quebró. Tenemos el alma rota los argentinos y las encuestas no lo muestran”, dijo.

“El país del mérito no existe más. Un chico en Argentina piensa que para ser rico tiene que ser político, futbolista o narco, es un cambio cultural”, reflexionó.


Para Manes, si no hay un cambio cultural profundo, que involucre a todos los sectores sociales, Argentina va a seguir generando más pobreza y más desigualdad. “Acá ningún plan económico ni político va a funcionar si no hay un cambio de mentalidad colectiva, como fue el de la reconstrucción democrática”, señaló.

Y continuó: “La política es la mayor herramienta de transformación social. No se hace mejor medicina con antimedicina, sino con mejore médicos.

No obstante, el neurocientífico se mostró optimista y dijo que Argentina tiene por delante un buen tratamiento porque hasta ahora “nunca hicimos el tratamiento correcto”.

Además, enumeró otras ventajas que tiene el país a su favor: “Tenemos más jóvenes que ancianos, a diferencia de lo que pasa en Europa. Eso se llama bono demográfico. Segundo, tenemos mucha gente que vive en la pobreza pero tiene mentalidad de clase media, por la educación que tuvimos en algún momento. Además, el mundo que viene va a necesitar energía, y podemos producir energía. También alimentos”.

Si la sociedad acompaña, como acompañó con la democracia, esto se puede superar, porque hay un status quo que no quiere que cambie nada. En el 83 estaban los militares muy fuertes, pero la sociedad acompañó”, concluyó.