El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) de Córdoba decidió dar marcha atrás con la flexibilización de la cuarentena en la ciudad capital, a raíz del brote de coronavirus surgido en la zona del Mercado Norte, por lo que 16 barrios están bajo investigación epidemiológica.

En consecuencia quedaron sin efecto las recientes habilitaciones a comercios como mudanzas, peluquerías, los paseos recreativos y reapertura de templos, entre las decisiones que se tomaron en las últimas semanas.

El ministro de Salud provincial, David Cardozo, anticipó que habrá estrictos controles policiales en los ingresos a la Capital, así como en el interior de la ciudad.

Sólo se mantendrán en funcionamiento las actividades esenciales, para que la gente pueda aprovisionarse de alimentos, las farmacias, y las obras sociales.

“Esto no es culpa de nadie, hay que ser solidarios con las personas que están enfermas, no hay que echar culpas sino ocuparse de las personas que tienen la infección”, agregó Cardozo.

En las últimas 72 horas se registraron 55 casos positivos de Covid-19, lo que apresuró la toma de decisiones en el ámbito del gobierno local.

En cuanto a la capacidad de respuesta del sistema sanitario ante este nuevo brote de coronavirus, el funcionario intentó tranquilizar a la población. “Nosotros tenemos en este momento entre un 25 y 30% de camas ocupadas especialmente preparadas para la pandemia”.

Por último el funcionario aclaró que la medida rige para la ciudad Capital y que el resto del Gran Córdoba seguirá con las flexibilizaciones adoptadas hasta el momento.



/" target="_blank">