El colombiano, decidido a irse del Xeneize, regresó a la Argentina tras la licencia en su país

El delantero de Boca, Sebastián Villa, volvió este sábado en la madrugada a la Argentina, luego de la extensa licencia (20 días) que le otorgó Boca -previo permiso de la Justicia- para irse a Colombia por problemas personales, y soltó una declaración explosiva. “No hablé con nadie del cuerpo técnico y tampoco con (Juan Román) Riquelme -el vicepresidente- ni el Consejo (de fútbol) porque no me atienden”, expresó.

“Cuando termine la cuarentena y resuelva el futuro voy a hablar”, agregó Villa, que tiene decidido irse y deberá realizar un aislamiento de una semana, coincidente con los días que quedan en el mercado de pases del fútbol europeo. En el club de la Ribera están al día y, mientras los números de las ofertas no sean convincentes, no lo van a liberar.

Riquelme y compañía quieren sacarle el mayor rédito posible y transferirlo al exterior, donde el jugador podría a su vez mejorar su situación económica. La otra es mantenerlo en el plantel, algo lejano a los planes del surgido en Deportes Tolima.

Villa tiene contrato hasta fines de 2024 y la única oferta firme fue del Brujas de Bélgica, pero no convenció, entonces pretenden que regrese, pida disculpas y se sume al equipos de Sebastián Battaglia para pelear por un lugar.


-->