La artista se presentó en la ceremonia de toma de mando del nuevo Presidente estadounidense y se llevó todos los aplausos.

En un día histórico para Estados Unidos con la salida de Donald Trump y la toma de mando de Joe Biden como nuevo presidente, Lady Gaga se lució en un Capitolio decorado con las banderas nacionales y en medio de estrictas medidas de prevención por la pandemia, donde también asumió la vicepresidenta Kamala Harris.

Con un vestido rojo y negro, y una paloma en su pecho en símbolo de la libertad, Lady Gaga fue la primera en salir a escena y entonar las estrofas del Himno de Estados Unidos.

“Cantar nuestro Himno Nacional para el pueblo estadunidense es un honor para mí. Cantaré durante una ceremonia, una transición, un momento de cambio, entre el Presidente de los Estados Unidos de América 45 y 46. Para mí, esto tiene un gran significado”, escribió Lady Gaga en su cuenta de Twitter horas antes de su presentación.

“Mi intención es reconocer nuestro pasado, curar nuestro presente y apasionarnos por un futuro en el que trabajemos juntos con amor. Cantaré al corazón de todas las personas que viven en esta tierra. Con respeto y amabilidad, Lady Gaga” , agregó en un segundo tuit.

El martes, la artista había viajado a Washington para preparar los últimos detalles previos a su presentación, y había compartido una imagen con un emotivo mensaje: “Rezo para que mañana sea un día de paz para todos los estadounidenses. Un día de amor, no de odio. Un día para la aceptación, no el miedo. Un día para soñar con nuestra alegría futura como país. Un sueño no violento, un sueño que brinda seguridad a nuestras almas. Amor, desde el Capitolio”.