El prototipo AirCar realizó un vuelo de prueba exitoso en una distancia de 80 kilómetros y luego en menos de tres minutos se transformó en un vehículo para circular por las carreteras en Eslovaquia.

AirCar, un auto volador, completó un vuelo de prueba y recorrió 80 kilómetros de distancia en 35 minutos entre los aeropuertos de Nitra y Bratislava, en Eslovaquia, esto gracias a que puede despegar con alas y convertirse en avión.

El híbrido de coche y avión “AirCar”, diseñado por el eslovaco Stefan Klein, ha sido el primer vehículo de este tipo en aterrizar en el aeropuerto internacional de Bratislava tras completar la distancia a una media de 170 kilómetros por hora.

Después de volar con el biplaza entre Nitra y Bratislava, el eslovaco aseguró que “la máquina funciona perfectamente”, “Después de aterrizar, con el clic de un botón, el avión se transformó en un coche deportivo en menos de 3 minutos”, dijo el inventor.

En las imágenes del vuelo se observa cómo el prototipo vuela acompañado por dos avionetas y tras el aterrizaje repliega las alas y la cola para poder circular por carretera.

Después, el vehículo viaja por carretera desde el aeropuerto hasta el centro de Bratislava. El diseñador no ha dado pistas sobre cuándo se comercializará el AirCar, que debe aún superar 50 horas de vuelo.

Seguirá después un segundo prototipo con ligeros retoques en el diseño y con mayor potencia, lo que permitirá alcanzar mayor velocidad. Klein espera lograr con este modelo mejorado el certificado de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA).


-->