El episodio se produjo cuando el jugador francés salía en su coche de la Ciudad Deportiva Joan Gamper

Las últimas críticas procedentes del entorno de Antoine Griezmann señalando al comportamiento de su compañero Leo Messi han abierto nuevos frentes en el FC Barcelona.

El argentino, llegado a la Ciudad Condal este miércoles tras participar en los compromisos con la Selección Argentina, dio muestras de su hartazgo al ser cuestionado por ello. Horas más tarde, un sector de la afición ha optado por tomar cartas en el asunto en busca de Griezmann.

Tras culminar el entreno diurno de este jueves, el delantero galo se dirigía a la salida de vehículos de la Ciudad Deportiva Joan Gamper cuando varios jóvenes saltaron hacia su ventanilla. “A Messi se le respeta”, le gritaron, como captaron las cámaras de medios catalanes

Por su parte, Griezmann evitó la confrontación en todo momento y siguió su curso después de esta incómoda pausa al intentar realizar el giro. Ni una palabra, ni una mirada siquiera.

El reencuentro entre Griezmann y Messi después de este capítulo tuvo lugar en este mismo entrenamiento a las órdenes de Ronald Koeman. La polémica nace en una semana clave para los intereses ligueros culés, justo antes de visitar a un Atlético de Madrid que ha arrancado el campeonato lanzado y con el título en el punto de mira.