Arturo Vidal ya no es jugador del Barcelona. A falta de conformación oficial, el internacional chileno ya se ha desvinculado de la entidad culé. De hecho, el centrocampista ya no se ha ejercitado esta mañana con el resto del equipo a las órdenes de Ronald Koeman.

Vidal ha acudido a la Ciudad Deportiva Joan Gamper, pero solo a recoger sus cosas y a despedirse de sus compañeros. No se ha vestido de corto.

Anoche, sus agentes y el Barcelona cerraron su salida: finiquitaron el año que le restaba de contrato. El anuncio se hará oficial en las próximas horas.

El chileno, que ha sido culé durante dos temporadas, se desplazará a Milán a primera hora de la tarde. En el Inter le espera Antonio Conte, que es quien ha apostado por su regreso al Calcio. Ya le dirigió en la Juventus.

El Barcelona espera cerrar también en las próximas horas la marcha de Luis Suárez, aunque el uruguayo, que se está entrenando, no quiere perdonar nada del año de contrato que le resta.