El diputado realizó un pedido de investigación a la Fiscalía de Estado y aportó pruebas. No están llegando los almuerzos que la DGE se comprometió a entregar a alumnos durante la jornada extendida

El diputado Mario Vadillo, referente del Partido Verde, reiteró y amplió  el pedido realizado al Fiscal de Estado de Mendoza, Fernando Simón, para que investigue por qué en las instituciones educativas no se está dando la merienda saludable.

La odisea comenzó cuando, pre pandemia, se reemplazó la copa de leche por té y tortitas. Durante el confinamiento esto se transformó en bolsones secos, que contenían cada vez menos mercadería. Ahora, con el retorno a la presencialidad  modalidad jornada extendida para trayectorias débiles las reducciones llegan a los almuerzos.

“La comida que reciben los chicos en las instituciones educativas (primarias y jardines maternales) no condice con lo que oficialmente debería entregar la Dirección General de Escuelas, según lo informado oficialmente. La comida que les llega a los menores es insuficiente, no tiene valores  nutricionales, ni controles bromatológicos”, explica el petitorio.

A continuación detallamos el menú que la DGE publicó que entregaría en el marco del “Programa de merienda saludable”. Lunes: tortilla de papas con ensalada cruda, martes: tallarines con boloñesa y queso rallado, miércoles: milanesas de pollo con ensalada cruda, jueves: hamburguesas de carne con ensalada cruda y viernes: arroz con pollo.

Existe un menú especial que consta de sándwich de jamón y queso o milanesa, con tomate y lechuga, y de postre, fruta. Este último sería ocasional, sin embargo es el único que se da, transmitieron padres de varias escuelas. Es por eso que se pide la investigación de la Fiscalía. 

Además, los alimentos no tienen fecha de vencimiento ni aprobación bromatológica, lo que puede significar problemas sanitarios.Este petitorio es una ampliación a la que el diputado Mario Vadillo realizó el 2 de septiembre del 2021 en el cuál pedía que se investigue el faltante de mercadería entregado en los bolsones.

El bolsón seco – según lo informado por la propia DGE – se dividía en dos entregas, A y B. Se realizaban con 15 días de diferencia y completaban la canasta mensual. 

El bolsón A debería contener: una caja de leche de 800gr, 4 alfajores o turrones, 1 paquete de fideos, 1 caja de puré de tomates, 1 lata de arvejas y 1 paquete de polenta. Varias familias de distintos colegios se comunicaron con Vadillo porque en esta entrega no venía la leche.

El bolsón B debería incluir: 1 botella de aceite, 1 paquete de fideos, 1 paquete de té, 1 paquete de arroz, 1 paquete de vainillas, 1 paquete de azúcar, 1 paquete de lentejas, 1 lata de duraznos al natural. En esta oportunidad lo que faltaba era el azúcar y el aceite.

Es decir, dejaron a los chicos sin proteínas y sólo entregando harinas. Eso fue lo que motivó a Vadillo a pedir a la Fiscalía que investigue.


-->