Los usuarios tienen claro que las aglomeraciones no son convenientes en estos tiempos y buscarán actividades que les permitan mantener la distancia social

En este contexto de pandemia generado por el coronavirus, y mientras el Ministerio de Turismo ratificó que se podrá llevar adelante la temporada de verano en el país, una encuesta establece que Argentina no será uno de los primeros países en la región en retomar los vuelos al exterior.

Según un reciente informe realizado entre los clientes de Despegar, se desprende que los mexicanos serán los primeros en viajar al exterior entre septiembre y diciembre de este año.

Muy cerca de ellos se ubican los brasileños que lo harán entre octubre y noviembre. Mientras que los argentinos, chilenos y colombianos serán los últimos en retomar la actividad turística y tienen pensado viajar recién en el primer semestre de 2021. 

“Los principales motivos que tienen los viajeros latinoamericanos para retomar sus viajes al extranjero están vinculados principalmente con visitar familiares, trabajo y estudios”, señaló Paula Cristi, gerente general de Despegar para Argentina y Uruguay. 

LEER TAMBIÉN

Cuáles son los destinos preferidos

El estudio recabó información entre clientes de toda Latinoamérica y logró dar a conocer cuáles son los cambios en el comportamiento de los viajeros. Entre ellos se destacan que buscan paquetes con fechas flexibles y una de sus principales prioridades es el protocolo de bioseguridad de los servicios que contratan.

También tienen claro que las aglomeraciones no son convenientes en estos tiempos y buscarán actividades que les permitan mantener la distancia social.

Con respecto a destinos, Estados Unidos y Europa se disputan el primer puesto entre los gustos de los latinoamericanos.

Ciudades que más gustan en cada país

En cuanto a las ciudades más elegidas, los argentinos se inclinarán por la costa atlántica, Iguazú, Ushuaia y Bariloche; el resto de los países también tienen sus destinos nacionales preferidos.

Los brasileños, tentados por sus playas y el alto valor del dólar, tienen pensado visitar Maceió, Jericoacoara y Natal, verdaderos paraísos ideales para recuperarse del stress que les provocó la pandemia.

Los mexicanos también buscarán tenderse en la arena a tomar sol en las playas de la Riviera Maya, especialmente en Cancún que ocupa el primer puesto de preferencias.

Lo mismo harán los colombianos que durante el primer semestre del próximo año se volcarán a las magníficas playas de Cartagena, Santa Marta y San Andrés.

Los chilenos, al contrario, tienen pensado visitar el sur del país y recorrer los relajantes paisajes cordilleranos.

Cómo será viajar tras la pandemia

Las estrictas medidas de seguridad sanitaria serán una de las modificaciones que el pasajero enfrentará a la hora de viajar. En todos los aeropuertos del país ya se han instalando acrílicos protectores en el área de check-in y marcadores para mantener la distancia reglamentaria entre los pasajeros.Las nuevas medidas serán de estricto cumplimientoLas nuevas medidas serán de estricto cumplimiento

El cambio en las condiciones para viajar se advierte en el mismo ingreso al aeropuerto, donde es necesario hacer cola, con distanciamiento, fuera del sector de ingreso a la Terminal, para pasar el control sanitario de temperatura y datos, antes de acceder a un hall de check-in, donde sólo están habilitados unos pocos mostradores, pero suficientes para el escaso vuelo ocasional diario.

Un corredor perfectamente señalizado con cintas, pequeñas dársenas para la higiene con alcohol en gel, las posiciones para guardar la distancia establecida marcadas en el piso y las pantallas que separan al personal en los mostradores, son algunas de las medidas específicas implementadas en el proceso previo al vuelo, que incluye el llenado de una declaración jurada donde constan los datos y dirección del pasajero, que luego será entregada en destino.

A la hora de embarcar también se presentan cambios, debido a que al distanciamiento de rigor se suma un acceso al avión diferenciado de acuerdo a la ubicación en el mismo, ascendiendo en primer lugar quienes están ubicados en las filas posteriores de la aeronave y en última instancia, aquellos que viajan en la parte delantera, procurando en todo momento un movimiento en grupos reducidos para evitar aglomeraciones dentro del avión al acomodar el equipaje de mano en los compartimientos.

Equipaje de mano

Según un trabajo que está realizando la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y el ministerio de Transporte de la Nación, estará permitido llevar en el equipaje de mano un alcohol en gel de hasta 100 ml y que el embarque se realizará por grupos reducidos y de las últimas filas hacia adelante.Se buscará limitar el movimiento en el aeropuerto y en las aeronavesSe buscará limitar el movimiento en el aeropuerto y en las aeronaves

En cuanto al vuelo en sí, solicita limitar al máximo el movimiento dentro del avión e informa que, por el momento, el material de lectura, mantas, almohadas y auriculares se encuentran suspendidos, así como también los servicios de comidas y bebidas en los vuelos de cabotaje y regional.

En los vuelos Internacionales, el servicio de alimentos y bebidas a bordo será limitado. Se ofrecerá, en tanto, un menú de contingencia en bolsas individuales, con productos frescos e industrializados. Al finalizar, se solicitará descartar todos los elementos en la misma bolsa en la que se los recibió para disminuir la interacción con la tripulación.

En cuanto a la aeronave, el personal especializado realizará el procedimiento de limpieza y desinfección antes y después de cada vuelo y las tareas se intensificarán en las zonas de alto contacto como asientos, apoya brazos, mesas rebatibles, cinturones de seguridad, pantallas y controles, así como en baños, cestos de residuos, carritos de transporte de comida y puertas.

El personal asignado, provisto de equipo de protección (Personal Protective Equipment), realiza el procedimiento de limpieza y desinfección antes y después de cada vuelo. Los productos de limpieza y desinfección utilizados son los recomendados en la Guía de Higiene y Saneamiento de los transportes aéreos de la OMS.

El protector del apoyacabeza es reemplazado luego de cada vuelo y se refuerzan los procedimientos de limpieza en tapicería y alfombras.

La empresa aclaró que cuenta con un sistema de aire acondicionado que posee filtros especiales de alta eficiencia (HEPA, High Efficency Particulalate Air filters). Este sistema utilizado por la industria permite la renovación constante del aire de la cabina, eliminando el 99,9% de bacterias y microbios que circulan para hacer del avión un lugar seguro.

Algo a lo que habrá que acostumbrarse porque es una modalidad que permanecerá, por mucho tiempo, para quienes viajen en avión.

Fuente:Iprofesional