La joven, amiga de la víctima, amplió su declaración testimonial que realizó por escrito y apuntó contra los jugadores del club de Liniers.

La testigo presentó una declaración ampliada que es diferente a la que firmó en el momento de la denuncia y complicó la situación de los futbolistas de Vélez Sarsfield en un caso de abuso sexual.

Patrocinada por la abogada Raquel Hermida, especialista en violencia de género, describe el infierno que ella y su amiga vivieron el 4 de diciembre en la fiesta en la que participaron jugadores de Vélez; y en la que Juan José Acuña, quien se encuentra prófugo, abusó sexualmente de una de ellas. En el lugar estaban presentes: Ricardo Centurión, Thiago Almada, Juan Martín Lucero y Miguel Brizuela.

En la nueva declaración de la testigo C. involucra en el abuso sexual a más personas y apuntó contra los jugadores, en contraposición de la primera declaración en donde la joven narró las circunstancias en que fueron invitadas a la fiesta y habló de su preocupación porque su amiga M. no aparecía después de irse a intimar con el futbolista Almada.

Luego de buscarla infructuosamente durante varios minutos la encontró inconsciente en una habitación con Acuña arriba de ella y con la presencia de otra mujer manoseándola. Pero lo que dice ahora abarca a otras personas. Y será la Justicia, en definitiva, la que tenga que decidir quién dice la verdad en todo este caso.

En la nueva declaración entregada a la Justicia, C. cuenta que las chicas llegaron a la quinta alrededor de las 18 porque otra amiga identificada como N., quien conocía a Centurión, las invitó. Además, especificó que en el lugar había como 20 personas, mucho alcohol y drogas, entre las que identificó ketamina y marihuana.

“Yo me quedé afuera, pero al rato, como no volvía fui a ver cómo estaba, porque nosotras siempre tenemos la costumbre de cuidarnos. Si interrumpís algo, mala suerte, pero así nos cuidamos”, especificó la testigo a Infobae.

A los pocos minuto, C. vuelve para llevarse a su amiga, y es ahí cuando encuentra la puerta cerrada con llave: “Toco la puerta, no me abren y es ahí donde bajo y empiezo a gritar y nadie me ayuda, entonces subo de nuevo y ahí sí logro abrir la puerta y encuentro a M. desmayada con una jarra de plástico en la mano y al pelado (Acuña) saliendo de encima de mi amiga, subiéndose los pantalones y riéndose”.

“Ahí bajo corriendo y lo busco a Centurión y le grito ‘ayudame, llamá a la Policía’ y él me dice ‘si tu amiga está re borracha’, yo me le voy encima y él me agarra de los brazos y me zamarrea. Ahí aparecen todos los de la fiesta a defenderlo”, añadió C.

Con la ayuda de Lucero y otra chica pudieron despertar a la víctima y cuando la testigo agarró su teléfono para llamar al 911, el jugador Lucero llevó a otra habitación y le dijo, según declara en la causa: “calmate, no llamés a la Policía, lo arreglamos”.

Además, declaró que M. le dijo que había dado su consentimiento para estar con un jugador y con ninguno más, y que “todo lo que pasó después ella ni siquiera lo recordaba. Eso fue lo que ocurrió”.

“Le conté todo esto a la fiscal pero escribió lo que quiso”, asegura ahora la joven, quien especificó que no leyó su declaración anterior y que no entiende por qué la funcionaria judicial omitió los detalles de su relato.

“Ellos mienten”, sostuvo la testigo sobre la declaración de los jugadores que señalaron que solo comieron un asado y que Acuña es inocente.

“¿Un asado? Lo único que nos dieron de comer fueron unos snacks y el resto era alcohol, keta y flores. Si a M. le dieron un vaso de vodka puro, por ejemplo. Y ella no contó nada porque estaba en shock esa noche, y ahora está con tratamiento psiquiátrico. Pero apenas se recupere va a ir a la Justicia a ampliar y a contar toda la verdad. Y Lucero, por dios, es el que me sacó el celular para que no pudiera llamar a la Policía”, advirtió C.

“Yo voy hasta el final y voy por las dos, porque a M. la abusaron y a mí me robaron mis pertenencias y me vaciaron las cuentas bancarias”, agrega y afirma que su amiga la acompañará ratificando la declaración porque ambas buscan Justicia.


-->