Una mujer de 73 años con antecedentes de obesidad murió hoy en la provincia de Chaco por coronavirus y se convirtió en la octava víctima fatal de la enfermedad en la Argentina, informaron fuentes oficiales

Dos mujeres que habían contraído coronavirus murieron este miércoles en la Argentina.

El primer caso fue el de una mujer de 81 años que estaba internada en el Sanatorio Otamendi de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y había mantenido contacto estrecho con otro enfermo de 82 años, que había regresado recientemente de los Estados Unidos y se encuentra aislado en el Sanatorio Agote.

En este marco, las autoridades sanitarias de la Ciudad informaron que al día de hoy se registran 174 casos positivos de coronavirus (135 residentes y 39 no residentes). Y que de ese total, 119 están hospitalizados.

El Ministerio de Salud de la Nación clasifica los enfermos de acuerdo a la residencia registrada en el Registro Nacional de las Personas, de ahí que surgen diferencias con los datos que suministran los gobiernos provinciales.

El segundo caso se registró en la provincia de Chaco. Se trata de una mujer de 73 años con antecedentes de obesidad y diabetes.

La mujer estaba internada en la Clínica La Sagrada Familia y habría sido diagnosticada con COVID-19 ayer mismo. El contagio se podría haber producido por un contacto en un retiro espiritual del que participó los días 8 y 9 de marzo junto a 40 personas, del que también formaron parte la doctora Gabriela Monzón, médica del hospital Perrando de esa provincia y el sacerdote Sandro Zacarías. Ambos también están contagiados.

La médica debió ser puesta en cuarentena con una custodia en la puerta de su casa ante los reiterados llamados al 911 por violación de la misma. El cura, por su parte, alertó mediante un audio que había celebrado 17 misas en el lapso en que habría contraído el virus y antes de presentar síntomas, tras lo cual se aisló.

Según los últimos datos oficiales, en la Argentina, hay 387 personas que contrajeron la enfermedad, de las cuales fallecieron 8.

Si bien la mayoría de los casos tienen algún antecedente de viaje, las autoridades informaron que comenzó a observarse un crecimiento en la circulación comunitaria del virus chino.