A una década de su partida, Enrique Álvarez sigue siendo recordado por los simpatizantes del hockey sobre patines en la provincia de Mendoza

Es que Enrique forjó una carrera intachable en el hockey, jugó en Atlético Palmira, Olimpia de San Juan, Leonardo Murialdo y Maipú/Giol. Quienes le conocieron aseguran que fue un pibe excelente y de una familia muy querida en la zona Este.

El Mariscal Jarillero nació el 12 de enero de 1979 en la ciudad de Palmira. Hijo de Selva Alanís y el querido doctor Enrique Álvarez (fallecido), único varón entre cuatro hermanas mujeres, Marisel, Marisol, Marisa y Lourdes.

También conocido como Goyo, Enrique hizo sus estudios primarios en el Colegio Nuestra Señora de la Compasión y los secundarios en la Escuela Don Bosco de Rodeo del Medio.Se puso los patines desde muy chiquito para hacer las inferiores en Palmira, así comenzó a escalar hasta llegar a lo más alto: la primera división.

Jugó en Olimpia de San Juan mientras que en Mendoza vistió la camisetas de Palmira, Murialdo y en la última parte de su carrera en Maipú/Giol.

Tenía 30 años cuando se le apagó la vida, todo un futuro por delante, tenía amigos de fierro, una familia espectacular, pero Dios necesitaba un ángel a su lado y así se fue de gira el gran número 2.


-->