El intendente Ulpiano Suarez denunció al gremio de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE)  por una serie de hechos violentos que incluyen desde la toma del expredio de la UCIM y la Playa de Secuestros, hasta agresiones a empleados municipales y daño a bienes afectados a la prestación de servicios esenciales, en el marco de las protestas que lleva adelante la entidad sindical.

Todo comenzó con la ocupación ilegítima del expredio de la UCIM por parte de integrantes de la agrupación ATE y algunos empleados municipales asociados a esta agrupación, lo que dio lugar a denuncia, que tramita bajo las actuaciones Nº P-44147/20, caratulada “Fiscal c/ NN p/ Entorpecimiento de transporte o servicios públicos”, art. 194 del C. Penal, Fiscalía de Instrucción Nº 34.

Los manifestantes ocuparon ilegítimamente el predio mencionado, en el que funciona Higiene Urbana, Espacios Verdes y Arbolado y Vivero Municipal, impidiendo el normal ingreso y egreso de personal, materiales, insumos y vehículos municipales, entre los que se encuentran camiones barredores, playos e hidrantes (afectados en apoyo en caso de incendios, abastecimiento de agua a sectores vulnerables, como también a riego de espacios verdes en plazas y parques), camiones destinados a la recolección de residuos sólidos urbanos generados en organismos públicos (centros de salud, hospitales, clínicas médicas, etc.), como a la limpieza y desinfección de calles, veredas; en definitiva, personal y bienes afectados a la prestación de servicios públicos municipales.

Constatados los hechos denunciados por la Comuna, la Justicia dispuso el desalojo del predio, el cual se llevó a cabo por personal policial, sin que ninguna persona resulte herida.

Debido a que el accionar de los manifestantes puso en riesgo la salud y la integridad física del personal y bienes de la Comuna, afectando directamente a la correcta logística y funcionamiento necesarios para la prestación de servicios públicos esenciales, se dictó la Resolución de la Secretaría de Desarrollo Urbano disponiendo el cierre del predio, lo que permitió continuar prestando los servicios municipales (por ejemplo, se pudieron erradicar árboles con peligro de caída inminente y se pudo brindar apoyo con camiones hidrantes al Cuerpo de Bomberos a fin de controlar el incendio ocurrido en la Playa de San Agustín), garantizando la seguridad del personal municipal que mayoritariamente cumple sus tareas.

Por otra parte, el día 26/6/2020, ante las constantes denuncias de los vecinos a raíz de los ruidos molestos ocasionados por manifestantes que se identifican con ATE en calle Belgrano y Las Heras, y habiéndose labrado reiteradas actas de infracción al respecto, se interpuso denuncia contravencional D-38591/20, dando intervención al Juzgado Nº 1 de Faltas.

Asimismo, en la noche del viernes, unas 20 personas, agentes municipales identificadas con el gremio ATE, ocuparon ilegítimamente la Playa de Secuestros de la Dirección de Tránsito, ubicada en Coronel Plaza y 9 de Julio. Los manifestantes cerraron el portón, impidiendo el ingreso y egreso de vehículos y personal que presta servicios en tránsito, tarea que resulta de vital importancia en la Ciudad.

Los manifestantes nuevamente provocaron daños, colocando una vez más en situación de riesgo al personal y bienes municipales, no solo por el incumplimiento de las medidas de salubridad dictadas en virtud del distanciamiento social preventivo y obligatorio, sino que, además, encendieron fuego en el interior y, entre otras acciones, desinflaron las ruedas de los móviles municipales que se encontraban el lugar, impidiendo así que el municipio pudiera dar respuesta ante cualquier urgencia.

Recién en la madrugada del sábado y por orden de la Unidad Fiscal Correccional, se concretó el desalojo del lugar, sin que se haya hecho uso de la fuerza pública.

Unas horas después, dos empleados municipales fueron agredidos y amenazados por personas identificadas con el sindicato ATE, cuando realizaban distintas tareas.

En primera instancia, el chofer de uno de los camiones del sistema de recolección de residuos fue agredido por otro agente municipal identificado con el sindicato, que le recriminó su “no adhesión al paro” y lo golpeó, lesionándolo en el rostro, para luego amenazarlo con un castigo mayor si no cesaba sus funciones laborales. Este hecho fue debidamente denunciado ante la Oficina Fiscal Nº 13.

Posteriormente, otro acto de similares características sucedió en el barrio La Favorita, cuando otro chofer fue amenazado mientras prestaba funciones en el sistema de recolección de residuos. Tres personas le apuntaron con un arma de fuego y le reprocharon no plegarse a las medidas que estaba llevando adelante el sindicato. Luego, provocaron daños en el parabrisas del vehículo. Este hecho fue debidamente denunciado ante el Ministerio Público Fiscal.

Todos y cada uno de estos episodios violentos, han sido denunciados por la Comuna ante la Justicia provincial, habiéndose acompañado y puesto a disposición el respaldo probatorio correspondiente. Asimismo, el municipio se constituirá en querellante particular para instar e impulsar las causas judiciales mencionadas.

Te puede interesar