Un llamado anónimo alertó a la Policía sobre la reunión que se estaba realizando en una casa. Los procesados podrían recibir días de cárcel y multas de hasta 100 mil pesos por poner en riesgo la salud pública.

Durante la noche del jueves la Policía logró desbaratar una fiesta clandestina en Tupungato. Tras el operativo 21 personas quedaron aprehendidas y fueron procesadas.

Todo comenzó con un llamado anónimo al 911 en la Comisaría 20ª. Allí indicaban que en callejón Pizarro y carril Zapata de la mencionada localidad había una reunión clandestina.

Cuando los efectivos llegaron al lugar observaron gran movimiento de gente. Fue así como lograron demorar y procesar a 21 “invitados” que salían de lugar.  Entre los procesados figura una militante del justicialismo que fue candidata en las elecciones anteriores a concejal.

Todos infringieron los artículos 205 y el 202, ya que pusieron en riesgo la salud pública. Debido a esto podrían llegar a recibir días de prisión y multas de hasta 100 mil pesos.