Así lo confirmó el director del nosocomio de San Martín, Omar Dengra. “Frenamos la ocupación para testear a todo el equipo de neonatología”, indicó.

En Mendoza hay seis bebés infectados con coronavirus. Tres de ellos se encuentran en el Hospital Perrupato de San Martín: un menor de seis meses había sido diagnosticado el 30 de junio, mientras que este domingo se confirmó que dos pequeños, de 7 y 24 días, también dieron positivo.

Sobre estos últimos dos casos, que conmocionaron a la provincia, se cree que se contagiaron al estar en contacto con una enfermera.

Ante esta situación el director de ese nosocomio, Omar Dengra, indicó que “se está evaluando” cerrar el área de neonatología debido a los casos de coronavirus en bebés que se han detectado a partir de que una enfermera diera positivo.

“Hasta ahora frenamos un poco la ocupación para testear a todo el equipo de neonatología y, ante alguna eventualidad, tendremos que derivar (pacientes), por lo menos en la próxima semana”, añadió Dengra en una entrevista a Canal 9.

Además el profesional de la Salud se reunió con funcionarios de la cartera sanitaria provincial, y reconoció que estos contagios los tomaron por sorpresa, ya que el área de neonatología es el “servicio más protegido y cerrado del hospital”.