Cinco integrantes de una familia, entre ellas tres niños, murieron esta noche presuntamente tras inhalar monóxido de carbono en una vivienda de la localidad mendocina de Godoy Cruz, mientras un bebe de pocos días de vida fue internado en grave estado, informaron fuentes policiales

El hecho ocurrió en una vivienda ubicada en la calle Cerro Tolosa al 1000, en el barrio quinto Plan de Agua y Energía, a unos ocho kilómetros de la capital provincial.

Los cuerpos fueron descubiertos por un familiar que se acercó a la vivienda ante la falta de respuesta a sus llamados.





Esa persona descubrió los cuerpos de los miembros de un matrimonio, ambos de unos 30 años, y de tres menores de 9, 6 y 1 año. Un bebé recién nacido también estaba en la vivienda y tuvo que ser hospitalizado de urgencia.

El familiar dio aviso a las autoridades quienes llegaron hasta la vivienda y constataron la muerte de la pareja y tres menores, en tanto el bebé de pocos días fue trasladado y quedó internado en el hospital pediátrico Humberto Notti.

Al lugar llegaron ambulancias del Servicio de Emergencia Coordinado (SEC), personal de Defensa Civil y de Homicidios, mientras las autoridades cerraron el tránsito en la cuadra donde está ubicada la vivienda.

Otros familiares y vecinos se acercaron a la vivienda y los forenses se pusieron a trabajar en las pericias para determinar con precisión las causas de estos decesos.

La identidad de la víctimas no había sido sido revelada hasta esta medianoche.

En el lugar trabajó la Policía, Defensa Civil, personal del Servicio de Emergencias Coordinado (SEC), Bomberos del Cuartel Central y empleados de Ecogas para detectar la falla en el domicilio. Cuando llega el frío, el Gobierno no se cansa de informar las medidas para prevenir la intoxicación por monóxido de carbono, lo que habría sucedido con esta tragedia familiar en Godoy Cruz.


-->