Más de 10 personas estan relacionadas con una presunta red de pago de sobornos en la que esta involucrado el juez federal.

El juez Walter Bento es la figura central de la investigación por presunto pago de coimas que se conoció ayen en la Justicia Federal.

Bento esta acusado de ser el “jefe” de una asociación delictiva que cobraba coima a cambio de favores dentro de la Justicia a detendidos en distintas causad. Pero él no es el unico implicado, lo acompañan al menos otros quince imputados, entre los que se destacan nada mas ni nada menos que su esposa Marta Boiza.

Es que la esposa del juez, no solo es empleada judicial, también está sindicada como coautora de varios delitos que se le imputan a Bento, entre ellos enriquecimiento ilícito.

También figuran como claves tres abogados, entre ellos está  Luciano Ortego, acusado de integrar la asociación ilícita y haber sido parte del circuito de coimas –“cohecho activo agravado”– en seis casos que se detectaron entre un caudal de más de trescientos analizados. Este estaba profugo y se entregó esta mañana.

Los otros dos letrados imputados son dos conocidos en los pasillos de los federales,  Matías Aramayo y Leopoldo Martín Ríos. Sobre ellos pesa la carátula de asociación ilícita y cohecho en tres casos.

También serán citados Leandro Manuel Cirot y Mariano Enrique Castro como cómplices secundarios en uno de los casos de coimas que se investigaron. Los dos pertenecían al entorno del difunto ex corredor de aduana Diego Aliaga, secuestrado y asesinado el año pasado.

Otro imputado es Walter Eduardo Bardinella Donoso considerado coautor en uno de los casos de presuntas coimas y está preso desde marzo de 2020. Tambíen será citada a declarar la mujer de este útimo, Jesica Miere sospechada como cómplice.

Otros involucrados y sospechados de falso testimonio y que serán citados a decrarar son  el hijo de Diego Aliaga, Juan Ignacio y  Luis Francisco “chato” Álvarez.

Juan Carlos Molina y Javier Santos Ortega quedarán tras las rejas porque se conjetura que pagaron coimas. 

Lo mismo pasará con Eugenio Javier Nasi, que seguirá privado de la libertad por el presunto pago sobornos -“cohecho activo”-, una acción que habría derivado en su paso a prisión domiciliaria “porque tenía hemorroides”.

Otros detenidos e incomunicados por sospecharse que pagaron coimas son Marcos Adrián Calderón y Omar Armando Rodríguez.


-->