Tiempo Libre Una insólita historia Martes, 19 de Noviembre de 2019

Increíble: hicieron bullying en las redes a pareja de sudafricanos y multinacionales se solidarizaron

Martes, 19 de Noviembre de 2019
Diario Jornada Diario Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Martes, 19 de Noviembre de 2019 |

Las peticiones matrimoniales son muchas y muy variadas, tanto que en internet podemos encontrarnos videos impresionantes en los que hombres y mujeres piden las manos de sus parejas con suma grandilocuencia. Este no fue el caso de un hombre sudafricano, quien muy humildemente le propuso casamiento a su novia en un local de KFC.

El amoroso gesto fue fotografiado por un transeúnte, quien viralizó las imágenes en redes sociales. Un internauta, sumamente malintencionado, se mofó de este acto comentando: "Los hombres en Sudáfrica son tan pobres que incluso hacen una oferta en KFC. No puedo imaginar quién hace una oferta en ese lugar".

El hecho, lejos de ser tomado como motivo de burla, recibió un inesperado apoyo de marcas muy importantes a nivel internacional. El "Standard Bank de Sudáfrica", tuiteó: "No queríamos robar el brillo de la feliz pareja, pero como algunos de ustedes lo han pedido, nos gustaría ofrecerles un borrón y cuenta nueva. Perdonaremos sus préstamos personales de 300 mil rand (un millón de pesos argentinos)".

Pero la avanzada de multinacionales generosas no se detuvo ahí. Huawei decidió regalarles a los enamorados dos teléfonos de última generación. McDonald"s les regaló asientos VIP con todos los gatos pagos en Ciudad del Cabo para un concierto de Tony Braxton.

Además de ello, una marca de comestibles e insumos les ofreció vales de compra muy onerosos. La reconocida Puma, les regaló ropa para que usaran antes y después de la boda. Un joyero escribió en sus redes: "Que pasen a buscar anillos cuando quieran".

La prestigiosa empresa de automovilismo, Audi, les ofreció un auto para transportarse hacia donde gusten. Para culminar, un reconocido chef africano, armará todos los platos de la noche feliz.

Seguí leyendo