El capitán de Boca, Carlos Tevez, no se sumó a las prácticas que desarrolla el plantel conducido por el entrenador Miguel Ángel Russo tras el fallecimiento de su padre y está prácticamente descartada su presencia en el partido del domingo próximo ante Sarmiento de Junín por la tercera fecha del Grupo B de la Copa de la Liga Profesional.

Tevez no se presentó al tercer entrenamiento semanal y es poco probable que está el domingo en “La Bombonera” en el partido programado para las 21.30 con el arbitraje de Nicolás Lamolina.

El delantero fue licenciado por el cuerpo técnico que encabeza Russo el domingo pasado cuando, mientras concentraba en Rosario para el partido contra Newell’s, se enteró del fallecimiento de su padre Segundo. Tevez regresó a Buenos Aires ese mismo día (no jugó ante “Ñuls”) y el lunes por la tarde estuvo junto a sus familiares y amigos en la ceremonia íntima que se realizó en el cementerio Jardín de la Paz, en la localidad bonaerense de Pilar.

Si Tevez no juega ante los juninenses, el entrenador mantendría a Eduardo Salvio en su lugar y repetiría el equipo que venció a Newell’s por 1-0 con gol de Carlos Izquierdoz. El Apache permanece en el campo que posee en la ciudad bonaerense de Maipú junto a su esposa, sus tres hijos y su madre, según trascendió.