En 2021 Viña Las Perdices, la bodega pionera en Agrelo, abre sus puertas al turismo para disfrutar de su moderno Visitor Center que cuenta con una sala de degustación, un deck y una hermosa terraza con vista a los viñedos. Una experiencia sugerida para quienes quieren conocer Mendoza, disfrutar de la belleza del paisaje, la calidez y la atención del equipo de turismo.

La bodega ofrece tres opciones de degustación que incluyen la visita guiada por los viñedos y exteriores de la bodega, respetando las medidas sanitarias que dispone el protocolo por la pandemia de COVID-19, dispuestas por el Ministerio de Turismo.

Las actividades se realizan de lunes a sábados, en diferentes horarios entre las 9 y las 18 horas, en Español, Inglés y Portugués. Siempre con reserva previa: [email protected] / +54 9 261 244 7143.

Degustación Las Perdices: incluye 3 copas de vinos de diferentes líneas para conocer la variedad de estilos de la bodega: Albariño, la nueva línea Chac Chac y Ala Colorada. En esta propuesta también se podrá degustar el aceite de oliva Virgen Extra elaborado por la bodega “Cortijo El Olivar”.

Días y horarios disponibles: lunes a sábados a las 10:00, 12:30 y 16:00 hs. Valor: $800 por persona

Degustación Deliciosa: incluye 3 copas de vinos de diferentes líneas maridados con una selección de quesos y chocolates: Malbec Rosé, Las Perdices Reserva Pinot Noir y Las Perdices Viognier Tardío + 3 quesos + 3 chocolates

Días y horarios disponibles: lunes a sábados a las 10:00, 12:30 y 16:00 hs. Valor: $1200 por persona

Pic-Nic Gourmet: incluye tabla de quesos y fiambres, frutos secos, focaccia, grisines, hummus, tomates cherry confitados, postre de chocolate y 1 botella de la nueva línea Chac Chac a elección cada 2 personas.

Días y horarios disponibles: lunes a sábados desde las 12.30 hasta las 14:30 hs. Capacidad máxima: 6 personas. Valor: $1500 por persona. Opción exclusiva con reserva y pago anticipado del 50%, 24 horas antes de la fecha (48 horas en caso de restricciones alimentarias).

Viña Las Perdices se encuentra en Agrelo, Luján de Cuyo, a 40 km de la Ciudad de Mendoza, en el pedemonte de la Cordillera de Los Andes. La bodega está ubicada en la finca propia de 96 hectáreas de viñedos, que incluyen viñas de más de 40 años y cuenta con más 17 variedades diferentes entre blancas y tintas, que permiten ofrecer un abanico de productos poco común en bodegas familiares.