El estallido social en Colombia obligó a la cancelación del encuentro ante la falta de garantías de seguridad. ¿Se juega en Paraguay?

El partido que debían disputar este miércoles Independiente Santa Fe y River, por la tercera fecha del Grupo D de la Copa Libertadores, fue suspendido a partir de la situación social que atraviesa Colombia. Tras una reunión entre la CONMEBOL y las autoridades de Armenia, la ciudad que debía recibir el partido, se resolvió que no estaban dadas las garantías para disputar el encuentro, que ahora deberá ser reprogramado en medio de un calendario muy apretado.

Desde hace varios días, el país cafetero vive constantes jornadas de protesta contra el gobierno nacional y, si bien la mayoría han sido actos legítimos de marcha pacífica, en algunas ciudades han terminado en enfrentamientos con la policía, que incluso han llegado a dejado a dejar saldos de fallecidos. Armenia es uno de los fuertes foco de conflicto, al punto de que este lunes ya se había suspendido el partido que debían disputar Atlético de Cali y Deportes Quindío por el torneo de ascenso en el estadio Centenario, mismo escenario en el que jugarán Santa Fe y River este miércoles.