El gobernador convocó a los jefes comunales para analizar posibles restricciones después de Semana Santa.

Ayer se registraron casi 300 casos de coronavirus en Mendoza. El aumento de casos positivos de coronavirus en Mendoza comienza a encender algunas alarmas en autoridades provinciales al termino de la Semana Santa. Por eso el gobernador Rodolfo Suarez convocó a los intendentes a una reunión para hoy, con el fin de analizar posibles restricciones.

Este fin de semana se conoció que el intendente de Guaymallén, Marcelino Iglesias, dió positivo al test de coronavirus, por lo que no será de la partida, al menos de manera presencial.

Desde el Ejecutivo, por el momento, la idea es aplicar medidas que no afecten a las actividades económicas y el dictado de clases presenciales

Las medidas, adiferencia de loq ue ocurrió en 2020, pueden ir en incremento reforzandose de acuerdo a si hay mas casos. La intención es volver a la restricción de circulación por la madrugada como primera medida.

Como atenuantes, el miércoles pasado, la comuna de Rivadavia decidió suspender las actividades de trasnoche y limitar las reuniones sociales. El mismo rumbo tomó el municipio de San Martín, que aguarda por la autorización del Ejecutivo provincial para decretar las medidas.

Al mismo tiempo creció la consulta de mendocinos por hisopados en los hospitales públicos y particularmente en el puesto de testeos rápidos que el Ministerio de Salud ubicó en el Parque General San Martín se vieron largas colas, con una positividad del 25%.

Si bien el gobierno confía que el sistema sanitario está lejos de verse comprometido y era de esperarse este aumento de contagios, la consulta con los intendentes será para coordinar medidas en conjunto y prevenir que la segunda ola no se dispare con velocidad en la Provincia.


-->