La mamá de Micaela y Candelaria está luchando contra varios problemas de salud

La ex mujer de Marcelo Tinelli, madre de dos de sus hijas, está en delicado estado de sald. Soledad había sido internada en marzo de urgencia por una hemorragia digestiva alta por ulcera antral y fue derivada a terapia intensiva del Sanatorio La Trinidad dada la gravedad de su cuadro.

Por otra parte, durante su internación contrajo coronavirus, lo que complicó aún más su cuadro. Ahora su último diagnóstico estableció que la exmujer de Tinelli necesita un trasplante de hígado.

Aquino recibirá el alta médica y podrá regresar a su hogar hasta tanto pueda ser trasplantada. Mientras tanto continúa con tratamientos antibióticos, y según se supo, por el momento, la necesidad del trasplante hepático no ha sido catalogado como urgente, por lo cual no responde a los criterios necesarios para entrar en la lista de espera del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai).

Hace algunas semanas, cuando la mujer fue internada en terapia, su hija Candelaria y su ex Marcelo Tinelli escribieron mensajes de apoyo en las redes.

El mensaje de fuerza y alivio de Marcelo Tinelli.

“Para los que me preguntan tan amorosamente cómo está mamá, les cuento que se está recuperando día a día. Tiene MUCHA fuerza”, dijo Cande, mientras que Marcelo había dicho: “Sole está mejorando lentamente. Estamos junto a Mica y Cande. Es muy fuerte. Va a salir adelante”


-->