¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Video: Heróico rescate a un nene de 11 años en un balcón en Rosario

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

30° Mendoza

Martes, febrero 20, 2024

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$856.00

Dólar Ahorro/Turista

$1369.60

Dólar Blue

$1110.00

Dólar CCL

$1133.90

Euro

$902.88

Riesgo País

----

30° Mendoza

Martes, febrero 20, 2024

RADIO

ONLINE

Video: Heróico rescate a un nene de 11 años en un balcón en Rosario

El niño datravesó la baranda del balcón y pasó a través de la red de seguridad. Afortunadamente, su hermano de quince años pudo sostenerlo, mientras que dos repartidores que se encontraban en la zona lograron subir rápidamente y, con la ayuda de otro vecino, llevaron a cabo su rescate

Redacción
29/09/2023 16:07
El nene quedó colgando de un balcón

Este viernes, en un edificio ubicado en la zona céntrica de Rosario, se vivieron momentos de extrema tensión cuando un niño de ocho años quedó suspendido al borde de un balcón, amenazando con caer al vacío en un rascacielos ubicado en la intersección de Pellegrini y Corrientes.

La impactante escena atrajo la atención de los transeúntes, entre ellos dos repartidores de cerveza que, al percatarse de la situación crítica del niño, no dudaron en detenerse y brindar su ayuda. Según informes de los medios locales, uno de los hermanos del pequeño intentaba mantenerlo a salvo, pero luchaba por reintegrarlo al interior del departamento.

Finalmente, después de lograr acceder a la propiedad, los repartidores forzaron la puerta de entrada y entraron al departamento. En una acción rápida, rompieron la red de seguridad, y una persona no identificada en ese momento pudo atrapar al niño y ponerlo a salvo.

En palabras de uno de los valientes rescatistas: "Tuvimos que derribar la puerta a patadas. El niño estaba en estado de shock cuando lo rescatamos". Otra de las personas involucradas en el rescate compartió: "Notamos que la gente miraba hacia arriba, y ahí vimos al niño colgado, mientras todos quedaban paralizados por la situación. Comenzamos a golpear las puertas, pero nadie quería abrir, hasta que finalmente un hombre se presentó y nos permitió ingresar. Rompimos la puerta para entrar. En ese momento, no importaba nada más que salvar al niño. Sentí que podría haber sido mi propio hijo".