¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Una investigación masiva arrojó un preocupante diagnóstico sobre las secuelas de la Covid-19

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

22° Mendoza

Viernes, febrero 03, 2023

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$194,5000

Dólar Ahorro/Turista

$341,50

Dólar Blue

$378,00

Dólar CCL

$366,83

Euro

$204,8827

Riesgo País

1795

22° Mendoza

Viernes, febrero 03, 2023

RADIO

ONLINE

Una investigación masiva arrojó un preocupante diagnóstico sobre las secuelas de la Covid-19

Cuatro de cada 10 personas afirman no haberse recuperado del todo de la enfermedad. Los síntomas más frecuentes son: falta de aire, dificultad para concentrarse y palpitaciones

Redacción
15/10/2022 10:54
 Los síntomas más frecuentes son: falta de aire, dificultad para concentrarse y palpitaciones.

 

Un estudio realizado sobre decenas de miles de personas en Escocia descubrió que 1 de cada 20 enfermos de Covid-19 declaró no haberse recuperado en absoluto, y otros 4 de cada 10 dijeron no haberse recuperado del todo de su enfermedad muchos meses después.

Los autores del estudio, publicado el miércoles en la revista Nature Communications, trataron de determinar los riesgos a largo plazo del Covid comparando la frecuencia de los síntomas en personas con y sin diagnósticos previos de Covid.

Según el estudio, las personas con infecciones sintomáticas previas por Covid declararon ciertos síntomas persistentes, como falta de aire, palpitaciones y confusión o dificultad de concentración, en una proporción aproximadamente tres veces mayor que las personas no infectadas en encuestas realizadas entre 6 y 18 meses después.

Estos pacientes también experimentaron un mayor riesgo de padecer otros 20 síntomas relacionados con el corazón, la salud respiratoria, los dolores musculares, la salud mental y el sistema sensorial.

La investigación

Los autores del estudio realizado en Escocia hicieron un seguimiento de 33.000 personas que habían dado positivo en las pruebas del virus a partir de abril de 2020 y de 63.000 que nunca habían sido diagnosticadas con Covid. En intervalos de seis meses, se preguntó a esas personas sobre cualquier síntoma que tuvieran, como cansancio, dolores musculares, dolor en el pecho y problemas neurológicos, y cualquier dificultad en la vida diaria.

Al comparar la frecuencia de esos problemas con personas infectadas y no infectadas, los investigadores trataron de superar un reto al que se han enfrentado muchos otros investigadores del Covid largo: cómo atribuir los síntomas menos específicos al Covid cuando esos problemas también son comunes en la población general y pueden ser prevalentes en medio de una pandemia.

Imagen ilustrativa.

Según el estudio, varios de los síntomas más comunes del Covid largo identificados en el estudio también fueron reportados por una quinta o una tercera parte de los participantes que nunca habían sido infectados. Sin embargo, los síntomas fueron significativamente más comunes en las personas que habían tenido Covid anteriormente: esos participantes eran más propensos a informar de 24 de los 26 síntomas rastreados por el estudio.

De las personas con casos anteriores de Covid, el 6% dijo en su encuesta de seguimiento más reciente que no se había recuperado en absoluto y el 42% dijo que sólo se había recuperado parcialmente.

Pell dijo que todavía estaba estudiando la trayectoria de los síntomas prolongados de Covid a lo largo de los meses y años transcurridos desde la infección. Pero el nuevo estudio abrió una pequeña ventana a esa cuestión. En un grupo de pacientes previamente infectados, alrededor del 13% de las personas dijo que sus síntomas habían mejorado con el tiempo, mientras que alrededor del 11% dijo que habían empeorado.

Decaimiento en los jóvenes.

"Algunos se resuelven con el tiempo", dijo Al-Aly, "pero también hay un buen número de personas que siguen siendo sintomáticas con un montón de manifestaciones durante períodos de tiempo más largos".

Sólo una pequeña parte de los participantes en el estudio -alrededor del 4%- se había vacunado antes de sus infecciones, y muchos de ellos con una sola dosis.

"Ahora dependemos mucho de la vacunación", dijo Pell, "que confiere cierta protección, pero no es absoluta".

Las mujeres, las personas mayores y las que viven en zonas más pobres también se enfrentaron a secuelas más graves de una infección. También lo hicieron quienes tenían problemas de salud preexistentes, como enfermedades respiratorias y depresión.

Alrededor de 9 de cada 10 participantes en el estudio eran de raza blanca, lo que hace más difícil determinar cómo y por qué los riesgos de Covid a largo plazo pueden haber diferido entre grupos raciales y étnicos.

Para los sistemas de salud que todavía están trabajando para recuperarse de las olas recientes de Covid, al tiempo que se enfrentan a una avalancha de pacientes con gripe y otras enfermedades respiratorias, se necesitaron muchos más recursos para tratar a los pacientes que sufrían una infección anterior por coronavirus, dijeron los científicos.

"Nuestros sistemas no están preparados", dijo Al-Aly.