La casa del barrio Unimev donde se habrían producido los abusos.

La mujer estaba acusada de facilitarle alumnos a su marido para que este abuse de ellos. El hombre continua acusado por abuso.

Una docente particular fue sobreseída en una causa que investigaba abusos múltiples a alumnos en su vivienda del barrio Unimev. Es que la acusada logró desvincularse de su martido, señalado como el autor de los abusos. 

Luego de más de un año y medio, la Justicia sobreseyó a Roxana Edith Donoso. De esta manera evitó a ir a juicio por los vejámenes junto a su esposo, Jorge Elías Ramón Caligiuri (69). 

El abogado defensor, Gustavo Ruggero, había pedido la desvinulación de su clienta hace algunas semanas. Para ello se había basado en la declaración de una menor de edad que había sido abusada. Allí la niña había contado que el hombre la manoseaba cuando la mujer estaba de espaldas.  

Las sospechas contra Donoso habían comenzado cuando la pequeña había declarado, en Cámara Gesell, que era la mujer quien la llevaba hasta el primer piso de la casa, donde era abusada por el hombre. Sin embargo también contó que la docente no le exigía subir las escaleras. 

Con estas pruebas, la jueza María Alejandra Mauricio falló a favor y decidió sobreseir a la mujer. A su vez, coincidió con el fiscal de Delitos Sexuales Darío Nora y consideró que hay pruebas suficientes para juzgar al hombre por lo que restará poner fecha para ese debate.

Jorge Elías Ramón fue acusado en marzo del 2016 por los padres de unas mellizas de 9 años que indicaron que sus hijas sufrieron abusos cuando tomaban clases particulares en la mencionada vivienda del barrio Unimev.

Luego de esto, semanas después se sumó una tercera víctima, de 10 años, que también tomaba clases en ese lugar. 

Por estos hechos el hombre recibió una condena de 18 años de cárcel, sentencia que fue confirmada por la Suprema Corte de Justicia. Sin embargo, mientras era juzgado, surgió una cuarta denuncia en su contra.