Sergio Chodos, el representante de la Argentina en el directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI), dio pormenores de la negociación que el Gobierno Nacional lleva adelante con el organismo de crédito. Lo hizo en el programa “Para Vivir” que se emite por Radio Jornada (91.9).

En una jugosa charla efectuada con los periodistas Jorge Sosa, Natalia Arenas y Fausto Mateo, el funcionario sostuvo que “el organismo debería contemplar el impacto negativo de la pandemia del coronavirus en la situación económica y social del país”, y afirmó además que “el proyecto del presupuesto no será formulado por el FMI”.

Sergio Chodos en Radio Jornada (91.9)

“No creo que sea un hombre clave en esta negociación” dice con mucha humildad en el arranque del dialogo. “Acá la conducción en realidad es del Presidente (Alberto) Fernández. Somos un equipo muy compacto, con mucho trabajo conjunto y coordinado” soltó en la señal del Grupo Jornada.

“Tengo bastante confianza con Martín Guzmán, ya que lo conozco desde el año 2013 y se cómo piensa y se cómo trabaja. Nos conocimos cuando estaba en el Fondo Monetario cuando era la época sobre la discusión post segundo canje con los fondos buitres y los problemas de la amenaza que se daba sobre la restructuración de deuda soberana. El ministro estaba organizando una especie de foro y seminario permanente de capacitación y fue ahí en donde nos conocimos” dijo el egresado en la Universidad de Columbia.

“Haber salido del default es un percepción externa, pero tenemos que sumarle los 40 mil millones de lo que era la deuda en dólares pero bajo ley argentina y eso también fue otro de los desafíos. Cuando asumió el Gobierno se hizo el compromiso de mantener el tratamiento equitativo a lo que es ley argentina y ley extranjera. Eso se cumplió y las dos estructuraciones terminaron en simultáneo. Fue un esfuerzo técnico importante. Respecto de la salida oficial de acuerdo a las calificadoras de riesgo me parece que es una muy buena noticia pero no hay que ponerse eufórico. Más de alguna vez las calificadoras han errado y tienen criterios particularmente subjetivos. Me parece que está buena la noticia desde la perspectiva del reconocimiento de que la argentina no está en default pero tampoco me enamoraría de la visión de las calificadoras y las iría siguiendo minuto a minuto. Argentina tiene que darse bastante tiempo para volver a los mercados internacionales. Muchas veces cuando parece demasiado dulce la plata de afuera aparece el vicio de tomarla por tomarla y después terminamos en los procesos del sobreendeudamiento con lo cual me parece que son tiempos de sobriedad y de recuperación, no de andar pensando en cuando vuelvo, y con urgencia a los mercados internacionales” explicó con lujo de detalles.

“A diferencia de la negociación que se tuvo con los bonistas, con el Fondo no habrá vértigo. Será menos interesante para la perspectiva del periodismo porque para empezar la contraparte está concentrada y buena parte del diálogo pasa por otros carriles, porque todos sabemos que los endeudamientos con el fondo las renegociaciones vienen con un programa y discusiones de políticas. Después tenemos un calendario muy distinto donde los primeros vencimientos de capital con el fondo ocurren en setiembre del año que vienen. Son características distintas” expuso.

“Decir que la deuda se ha pateado para adelante es errarle al análisis global. Lo fundamental es el acomodamiento a la tasa de interés que puede pagar el país. El problema de la deuda es un problema de la deuda en sí pero sobre todo de dinámica de endeudamiento. Sí uno tiene una bola de nieve y tiene que pagar intereses a un promedio del siete por ciento y se van acumulando, si se van capitalizando es un escenario. Sí uno tiene un escenario distinto que tenga cuatro, cinco, seis o siete años perfiles bajos y muy bajos y por sobre ese stock se aplica una tasa del tres por ciento con vencimientos lógicos espaciados en el tiempo es otro escenario. Cualquier país cuando se recupera tiene acceso a los mercados para refinanciarse. Nadie paga el capital de la deuda en ningún lugar del mundo. Se debe cambiar la estructura de la tasa de interés del endeudamiento. En segundo lugar me parece que excede a este mandato y que el alivio incluye buena parte del mandato siguiente. Ahora, me llama la atención que esas observaciones vienen de gente que generó  el acuerdo récord con la historia del mundo con el Fondo Monetario Internacional generando todo un calendario de vencimientos agentado al mandato siguiente. ¿Desde dónde critican? Lo importante es focalizar para adelante y trabajar de manera seria no fijándose en opiniones de unos u otros sectores” focalizó con énfasis el reconocido economista.

“La estructura de la balanza de pagos debemos regular para empezar a sostener un crecimiento Tenemos que mejorar un mecanismo en el cual entren más dólares de los que salen con forma sostenida y continuada en el tiempo y que las recuperaciones del consumo no jueguen en contra de la estructura de la balanza de pagos. Esa va a ser la ley central entendiendo también que en la Argentina el consumo es el motor central y principal del crecimiento. Tenemos que mejorar un cambio en la composición de ese consumo. En ningún país del mundo le andan preguntando al ministro de economía cual es el plan, menos en el marco de una pandemia donde lo más importante es cuidar la sociedad y la gente. El ATP y la IFE han sido paliativos muy importantes para sostener el empleo. La Argentina ha podido sostener muchos más empleos que otro países que han dedicado más recursos al sostenimiento pero pensando en otros sectores o en otra formulación de diseño. Lo más importante es cuidar a la sociedad”.

“El presupuesto lo diseña y lo maneja la Argentina y no el FMI. Con ellos se dialoga, se discuten algunas variables. No está en la discusión de la preparación. Después se comparte a partir de lo que se presenta. La intención del Gobierno es cerrar el programa fallido del 2018 y llevarlo al congreso de la nación para discutirlo de cara a la sociedad”.

“El punto de mayor discusión va a ser cuánto tiempo el país tardará en llegar a la convergencia fiscal sin afectar por supuesto la recuperación y los efectos de la pandemia” agregó el director para el Cono Sur del FMI.

“El plan económico de la gestión de Mauricio Macri ha dejado una gran cantidad de errores y los problemas que hemos tenido. Ha sido inconsistente. Contracción monetaria récord con inflación récord. Políticas de tasas de interés que no se vieron en ningún lugar del mundo que más que absorber exceso de liquidez era promesa de inflación futura. De todas maneras lo importantes es focalizar para delante” dijo en la parte final de la entrevista.