Los hechos ocurrieron en la villa 1-11-14 y en La Matanza, y tomaron trascendencia tras viralizarse videos en las redes sociales.

Tres gendarmes fueron separados de sus funciones acusados de abuso de autoridad por haber obligado a caminar en cuclillas hasta sus casas a dos jóvenes que violaban el aislamiento obligatorio por el coronavirus en la villa 1-11-14 del barrio porteño de Flores, informaron hoy fuentes del Ministerio de Seguridad nacional.

En tanto, que otros dos efectivos policiales de la Provincia de Buenos Aires también fueron desafectados tras burlarse de un grupo de siete jóvenes y obligarlos a hacer ejercicios mientras los filmaban.

El primer hecho, dado a conocer en las últimas horas por la viralización de un video en redes sociales, ocurrió el domingo, cuando una cuadrilla de la Gendarmería Nacional (GN), que tiene un puesto de control en uno de acceso a la villa 1-11-14, realizaba un control para que los vecinos respetaran el aislamiento dispuesto por el Gobierno Nacional.

Según lo reconstruido por las autoridades y lo que se ve en las imágenes viralizadas, tres gendarmes sorprendieron en la calle a dos jóvenes y los obligaron a caminar en cuclillas, con las manos en la nuca y con un perro que les ladra, ante la mirada de otros vecinos que filmaron la secuencia y luego lo denunciaron subiendo el video en diferentes redes sociales.

Según los voceros, el video llegó a las autoridades del Ministerio de Seguridad de la Nación, que a través del subsecretario de Control y Transparencia Institucional, Esteban José Rosa Alves, le ordenaron a la cúpula de la GN una investigación interna.

En tanto que el segundo caso, se produjo ayer cuando dos policías cuyas iniciales son HR y CU detectaron que un grupo de siete personas violaba la cuarentena decretada por el Gobierno Nacional.

Según quedó registrado en un video que se viralizó en las redes sociales, los policías obligaron a los jóvenes primero a ponerse contra la pared, luego a dar saltos, más tarde a hacer planchas en el suelo y finalmente a sentarse en cuclillas, mientras los amenazaban y se burlaban de ellos.

Los efectivos también obligaron a los jóvenes a cantar el Himno Nacional mientras los amedrentaban y humillaban.

El video en el que se registró el abuso de autoridad fue filmado por una policía y también por vecinos de la zona, motivo por el cual rápidamente se volvió viral.

“Ni bien me enteré de lo que había ocurrido, impartí la orden de apartalos, pero ya lo habían dispuesto el ministro (de Seguridad bonaerense) Sergio Berni y el jefe de la policía”, explicó Kicillof.

Finalmente, el gobernador pidió “que esto no manche el trabajo ejemplar que están haciendo miles de agentes de la policía que trabajan muy bien según la normativa y los protocolos”.